fútbol tercera división

Una victoria de sombrerazo

  • Los cadistas aplican un repaso en toda regla a un Sevilla C impotente

Duarte se gira protegiendo el esférico de la presencia amenazante de dos jugadores del Sevilla C. Duarte se gira protegiendo el esférico de la presencia amenazante de dos jugadores del Sevilla C.

Duarte se gira protegiendo el esférico de la presencia amenazante de dos jugadores del Sevilla C. / josé ángel garcía

Paso el líder por la ciudad deportiva sevillista para dejar patente quien manda en la categoría y es que no dejó en ningún momento acercarse a los de Paco Gallardo a las inmediaciones de la portería de David Gil.

Las jugadas mas peligrosas fueron a cargo del Cádiz B ante un Sevilla C que no pudo nunca con el buen hacer de los gaditanos. Tres puntos que se van al casillero del filial amarillo con muy buen juego y mejor resolución de cara a la portería de Javi Díaz.

Ya en el minuto 8 una falta por la derecha de Javi Díaz la botaba David Toro para que Moisés rematase saliendo el balón rozando el poste de la portería local. Los minutos pasaban y ninguno de los dos equipos llegaba con peligro a la portería contraria y habría que esperar al minuto 30 para ver otra clara ocasión también a favor del Cádiz B. Braganza se la dio a Javi Pérez para que se luciese Javi Díaz. Cinco minutos más tarde hubo una falta que botaba David Toro y buena respuesta de Javi Díaz despejando a córner. En ese lanzamiento de esquina, sacaba en largo el Cádiz B y Duarte, al borde del área, marcaba el primero de la mañana para los de Mere, que seguían empujando y en el minuto 42 un pase de Manu Vallejo a David Toro, que se quedó solo ante Javi Díaz, lo salvó de nuevo el meta.

Se llegaba al descanso con ventaja cadista por la mínima pero dejando sensaciones de que podían llegar mas goles.

La segunda parte comenzó como terminó la primera y en el minuto 58, de nuevo a balón parado, una falta al borde del área grande que lanzó David Toro de tiro directo y superó al meta sevillista.

Un 2-0 que se antojaba suficiente por lo que se veía en el terreno de juego. Y es que el Cádiz B pudo marcar algún que otro gol más, mientras que a los sevillistas sólo se les pudo contabilizar una jugada de peligro a cargo de Diego, también a balón parado, que estuvo a punto de sorprender a David Gil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios