Dos versiones tras la trifulca de La Bodega

  • Vejer sigue apuntando a jugadores del Barbate, club que, sin negarlo, cree que no fue para tanto

Comentarios 3

Los incidentes registrados el pasado fin de semana en el partido que disputaban los cadetes del Vejer y del Paterna en el campo Municipal de La Bodega, supuestamente con jugadores también cadetes del Barbate que estaban en la grada como protagonistas, han propiciado dos versiones no contradictorias pero con matices.

El Ayuntamiento de Vejer emitió ayer un comunicado oficial parar explicar lo sucedido, indicando que unos 50 jóvenes accedieron al campo, algunos de ellos portando palos, dando gritos y amenazando e insultando a la expedición del Paterna. En dicho grupo se podía identificar a jugadores del equipo cadete del Barbate (algunos estaban uniformados con el chándal de su equipo).

Después, pese a la presencia policial, los supuestos aficionados se convirtieron en tristes protagonistas al salir de la instalación cruzando muchos de ellos por el interior del campo y arrojar piedras al interior una vez fuera. Posteriormente volvieron a entrar y, siempre con una actitud violenta contra el equipo visitante, causaron destrozos en los servicios próximos a la zona de vestuarios. Los cuerpos de seguridad realizaron diversas identificaciones y, ya con refuerzos, desalojaron al grupo de violentos, escoltando al término del partido a la expedición de Paterna.

Por su parte, Andrés Barrera, delegado del Barbate, indicó ayer que "ha sido más lo que se ha dicho que lo que pasó", explicó que el delegado de Deportes se ha reunido con los padres "porque los chavales no tenían que haber ido" y reconoció que, aunque el club no ha echado a ningún jugador, "un padre sí ha pedido la ficha de su hijo porque le ha engañado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios