cádiz c.f.

"Si yo veo que pierdo el vestuario, me marcharé"

  • Calderón se muestra muy molesto por el debate existente sobre sus alineaciones y defiende de nuevo la titularidad de cualquier jugador "por el bien del equipo"

Comentarios 6

Antonio Calderón mostró ayer públicamente su disconformidad con las críticas que está recibiendo por las alineaciones, al tiempo que lamentó que se analice un encuentro según cuál sea el resultado. El técnico solicitó respeto para todos los jugadores y para sus decisiones. Además, aseguró que se irá cuando no tenga el control del vestuario.

El entrenador del Cádiz es el primer afectado por la derrota en Motril, la segunda consecutiva, y por la clasificación del equipo, que ahora está más cerca del descenso que del ascenso. Pero su lectura aborda aquello de la botella medio llena y de seguir peleando por lo máximo con la mejor ilusión. De entrada, como aperitivo picante, le preguntaron por la titularidad de De Quintana y que éste jugara como central diestro cuando habitualmente lo hace más cerca de la banda izquierda. "De Quintana jugó por la derecha porque tenía cerca a Cristian, que es rápido, y César estaba con Gonzalo. No podemos abrir un debate. Cuando no ponga a De Quintana se dirá entonces que no se pone a De Quintana. Lo que se hace es por bien del equipo", apuntó.

Tratando de defender el trabajo de su conjunto en el último partido, explicó que "se comportó bien". "Hicimos méritos para ganar". El técnico recordó que "el penalti es muy riguroso, la mano está pegada al cuerpo". "Terminamos el partido con muchos más disparos a gol que otras veces fuera de casa. Vamos a salir a ganar todos los partidos, pero me entristece que se analice el encuentro por el resultado", dijo bastante molesto.

A medida que su comparecencia avanzaba, el discurso se fue calentando levemente entre las preguntas de la prensa y las respuestas del entrenador. Tras reiterar que "se analicen los partidos sin tener en cuenta el resultado", agregó que "a lo mejor dentro de dos meses el que ahora está cuarto está entonces el dieciséis". Tratando de demostrar que hay circunstancias que han dañado al equipo, prosiguió apuntando que "tenemos diez derrotas y podían haber sido cinco empates", recordando los partidos ante el Granada 74, Elche, Hércules y Málaga, entre otros. "Yo lo que vendo es hacer las cosas bien con el equipo. Por afición e historia tenemos que aspirar a estar entre los primeros. Hay que sufrir mucho para llegar a un hipotético ascenso", respondió a la pregunta sobre si el equipo aún aspira a subir a Primera.

Calderón dio un paso al frente al revalorizar las posibilidades de su plantilla. "El equipo tiene capacidad para coger otra buena racha, pero no sé si lo vamos a lograr, es la realidad. La gente tiene que estar ilusionada, aunque tenemos una rémora. Si la afición ve a un equipo que quiere, es sabia para ver lo que hay", señaló.

Como las dudas no cesan en cuanto a la elección de jugadores, ante las preguntas en busca de una explicación para la titularidad de futbolistas como De Quintana y Miguel, Calderón rompió moldes diciendo que "si yo veo que he perdido el vestuario, me iré; no hace falta que me echen". "Miguel trabajó bien, Fleurquin lo hace bien, Bezares lo hace bien, Diego (Rivas) lo hace bien... todos no pueden jugar. Los jugadores son personas y que haya idas y venidas afecta, como pasó con los problemas del club al principio de Liga". Ensalzando su figura con un golpe de autoestima, indicó que "creo que soy un buen entrenador, pero los resultados son los que mandan".

Finalmente, reconoció estar "satisfecho" con lo que hay en la plantilla y repasó sus impresiones de los refuerzos: "Natalio deja a la gente satisfecha porque es el que mejor se conoce. Bangoura juega bien de espalda, de cabeza y llega al remate. Kosowski está un poco más lejos de su mejor forma, pero tiene mucho recorrido y calidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios