fútbol liga europa

A semifinales con sufrimiento

  • Un Atlético dubitativo atrás e inocente arriba cae ante el Sporting en Lisboa, pero hace valer el 2-0 de la ida

El Atlético de Madrid logró el objetivo de pasar a las semifinales de la Liga Europa pese a perder y ofrecer una mala imagen en Lisboa contra el Sporting de Portugal (1-0), al que había ganado por 2-0 en la ida.

La primera parte fue un monólogo del Sporting ante un apático Atlético de Madrid sobrepasado por la verticalidad de los lisboetas.

El primer aviso serio llegó en el minuto 10, tras un córner que botó Bruno Fernandes por la derecha y que remató de forma magistral el uruguayo Coates, que no subió al marcador gracias a una estirada de Oblak ante el asombro de la hinchada de los leones.

En el primer cuarto de hora, los de Jorge Jesus ya habían tenido tres ocasiones de cabeza, ante un pasivo Atlético de Madrid.

A pesar de que en el minuto 25 se lesionó Mathieu, que fue sustituido por Petrovic, el Sporting siguió intentándolo y recogió los frutos en el minuto 27, de nuevo tras un centro medido de Bruno Fernandes que remató en el segundo palo el colombiano Fredy Montero (1-0).

Hasta el final de la primera parte, el Sporting lo siguió intentando y en el minuto 45 la ventaja pudo ser mayor si el joven extremo diestro Gelson Martins hubiera estado acertado tras un buen centro del argentino Acuña por la izquierda que, más que un remate, pareció un despeje.

El único cambio tras el descanso, la entrada de Vrsaljko por el lateral derecho Lucas Hernández. En los primeros minutos, el Atlético presionó más arriba y parecía que se haría con las riendas del partido, pero la incertidumbre se volvió a apoderar de los colchoneros tras la lesión en el minuto 50 de Diego Costa, sustituido por Fernando Torres.

El Sporting seguía a lo suyo, con juego muy directo, y un nuevo córner en el minuto 52 que botó Bruno Fernandes lo remató solo Gelson Martins, que, de nuevo, mandó el esférico a las nubes.

El primer disparo a puerta de los rojiblancos llegó en el minuto 57, cuando Griezmann intentó un tiro cruzado que atajó Rui Patricio.

El Sporting pudo empatar la eliminatoria en el minuto 63 si Montero hubiera disparado bien un balón dentro del área y en el 68 con un disparo lejano de Acuña que sacó Oblak.

A pesar del empuje sportinguista, Griezmann tuvo en sus botas el empate en el partido con un mano a mano ante el portero titular de la selección de Portugal, Rui Patricio, que hizo una parada providencial. Un minuto y medio más tarde, el francés volvió a tener el gol en otro mano a mano y, de nuevo, falló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios