ISCo. Entrenador del equipo senior del isleño FS

"Hay que saber sentar, y bien, las bases para un gran futuro"

  • El mejor jugador de La Isla continuará como responsable técnico del club de San Fernando otra temporada

  • Tras una dilatada y brillante trayectoria a nivel profesional, dice que "me sigue picando el gusanillo"

Isco, en el lugar en el que concedió a 'Diario de Cádiz' la entrevista tras su renovación con el equipo isleño. Isco, en el lugar en el que concedió a 'Diario de Cádiz' la entrevista tras su renovación con el equipo isleño.

Isco, en el lugar en el que concedió a 'Diario de Cádiz' la entrevista tras su renovación con el equipo isleño. / j.A.

Es tranquilo, confiado, simpático y agradable. Francisco Javier Torres Clavijo (San Fernando, 14 de abril de 1976), continuará un año más al frente del equipo sénior del Isleño San Fernando Fútbol Sala. Si nos remitimos al curriculum de Isco, como se le ha conocido deportivamente desde sus inicios en el mundo del fútbol sala, encontraríamos un enorme número de triunfos conseguidos desde que se enroló en el Caja San Fernando de Jerez y tras su paso por los diferentes equipos en los que ha militado, destacando su presencia en el Castilla La Mancha Talavera Fútbol Sala, el Valencia Vijusa Fútbol Sala y, sobre todo, en el Playas de Castellón Fútbol Sala, donde jugó hasta la 2004 y con el que consiguió ser campeón Copa de Europa de Clubes de Fútbol Sala; subcampeón de la Copa Intercontinental; subcampeón de la Copa de España de Fútbol Sala y campeón de la Copa Generalitat Valenciana. Destacan igualmente de forma sobresaliente los 8 entorchados con la camiseta nacional absoluta y las tres veces que vistió la elástica de la selección española en sub'21. Toda una leyenda.

-¿Qué hace un chico como tú, en un lugar como éste?

-Pues en el equipo de mi tierra, el que me vio nacer, donde me quito el gusanillo que tengo en este apasionante mundo del fútbol sala, donde trabajo a destajo por lo que me gusta, donde me siento a gusto y donde soy feliz.

-Supongo que Gema, tu mujer, y tus hijas Marina y Julia, de 9 y 4 años de edad, respectivamente, saben aguantar eso del gusanillo, ¿no?

-No solo lo saben aguantar sino que se convierten en verdaderas aficionadas de donde estoy. El año pasado casi disfruté igualmente con las victorias que la ocasión de verlas a las tres en la grada animándome. Pero tengo que reconocer que su paciencia es infinita y que son mi máximo apoyo.

-¿Y ahora tendrán que aguantar un año más?

-Bueno, por ellas encantadas creo yo (se ríe), pero sí, es cierto que me he comprometido una temporada más, una temporada que será difícil, que tenemos que sentar definitivamente las bases para un futuro. Ya no valen medias tintas, tenemos que ascender sí o sí y comenzar a crear una ilusión que ya se ha vivido en la ciudad en tiempos remotos con un deporte espectáculo como es el fútbol sala. San Fernando ha sido la cuna de muchos jugadores, de buenos equipos y hay que volver a resucitar eso.

-Y todo ello con un año donde habéis sido campeones en Tercera pero donde no os han dejado ascender...

-Existía una sanción por la retirada a la que se vio obligado el equipo la temporada anterior y renunciar a la Segunda B por problemas económicos. Hemos tratado por todos los medios de poder quitar esa sanción para militar en Segunda B tras nuestro brillante ascenso en las pistas, pero no ha sido posible. Ya en la temporada venidera hemos cumplido esa sanción y ahora pondremos toda la carne en el asador para lograr de nuevo ser los primeros en la categoría.

-Todo eso con un año complicado donde nada ha sido fácil.

-Es cierto, y casi normal, que te encuentras un poco desamparado porque los recursos son pocos, pero te vas adaptando. Miguel Ángel Reyes (el presidente) hace una labor impresionante, pero necesita ayuda y colaboración y ahí es donde hay que comenzar a sentar los cimientos de un buen futuro, de un gran edificio, por la llegada de gente que esté con el equipo, porque sino es imposible.

-¿Y en el aspecto deportivo?

-Pues en ese sentido no me queda más remedio que acordarme y con una enorme sonrisa de Jaime de Pablo, que ha estado a pies juntillas conmigo durante toda la temporada, en los momentos complicados, que ha habido algunos, en mi debut como entrenador, en todos los aspectos, sin olvidar, por supuesto, al presidente y a la junta directiva.

-¿Qué tienes pensado para el año que viene?

-Hacer un equipo consistente, que tenga continuidad. Mira, lo que está pensado incorporar es, prácticamente, lo que habría venido en el caso de jugar en Segunda B. Lo que sí, vuelvo a insistir, es que necesitamos sentar las bases de futuro, ser sólidos, mirar hacía delante y hacer algo que dure varios años, que tenga continuidad y que nos sirva para disfrutar, que al fin y al cabo es lo que se pretende.

-¿Se ve todavía en una pista como jugador?

-Ganas no me faltan (ríe). Es cierto que cuando estamos en los entrenamientos, donde lógicamente participó, disfruto de lo lindo con los chavales y uno tiene añoranza, pero la edad no perdona y es complicado, pero no dudes que lo he pensado y que me encanta jugar al fútbol sala.

-¿Qué le pides al año venidero?

-Pues para los míos, salud por supuesto, pero al fútbol sala, que vuelva a tener ese auge que tuvo en los años noventa en la ciudad donde casi todo el mundo practicaba este deporte, donde había muchos y buenos equipos. Y eso lo tenemos que hacer la gente del fútbol sala.

Nos despide, cordial, amable, sencillo y soñador. Isco hizo historia en la cancha y lo hará en el banquillo, sin duda alguna.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios