También el récord más antiguo

  • Rebecca Adlington batió la plusmarca mundial de los 800, vigente desde 1989

La doble medallista de oro británica Rebecca Adlington creyó que estaba soñando tras nadar con récord mundial los 800 metros libre y obtener así su segundo triunfo en los Juegos Olímpicos de Pekín.

"Tuve que pellizcarme para asegurarme de que no estaba en un sueño y cuando me di cuenta de que no estaba soñando, me sentí totalmente feliz", aseguró tras la carrera.

El segundo lugar y la consiguiente presea de plata fueron para la italiana Alessia Filippi (8.20,23), mientras que la danesa Lotte Friis (8.23,03) se llevó el bronce.

"Simplemente estoy disfrutando este momento y estoy tan feliz de que no sea un sueño. No lo puedo creer. Cuando toqué la pared, sabía que había ganado el oro, pero cuando miré hacia arriba fue absolutamente increíble", relató.

El tiempo dorado de 8.14,10 segundos batió en 2,12 segundos el antiguo récord establecido por la estadounidense Janet Evans el 20 de agosto de 1989 en Tokio, cuando Rebecca Adlington tenía apenas seis meses.

"Cuando era joven, soñaba con batir este récord y cuando toqué, sabía que había ganado, pero no sabía qué tiempo había hecho, de manera que cuando vi que lo había batido por más de dos segundos no me lo creía, fue algo increible", agregó.

La nadadora dijo que le encantaría encontrar a Evans en Pekín. "Me dijeron que está trabajando como comentarista en estos Juegos y sería maravilloso poder encontrármela".

En las pruebas británicas, Adlington ya había batido el récord británico más antiguo -también en los 800 metros estilo libre- con un crono de 8.19,22, superando la marca de Sarah Hardcastle de 1986. Dijo en ese momento que sentía que podía batir el récord mundial.

La estudiante de 19 años, que comenzó a nadar a los cuatro y compitió por primera vez a los diez, fue introducida en ese deporte por dos hermanas mayores que también practicaban natación. "Toda mi familia me apoyó y mis padres vieron todas mis carreras. No estuvieron aquí para los 400 metros libre (cuando ganó la primera medalla de oro), por lo que estuve encantada de que mi padre viniera a esta carrera", añadió la nueva plusmarquista mundial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios