"No queremos que nos condicionen los resultados"

  • Calderón insiste en que su equipo trabaje igual y no descarta jugar con dos delanteros

Antonio Calderón lo tiene más claro que nunca. Los resultados no pueden ser el centro de todo, para bien o para mal, cuando comienza una semana de trabajo. Si tras la derrota ante el Málaga las críticas ganaron a los halagos, y siete días después, tras vencer en Sevilla, ocurre lo contrario, Calderón no varía un ápice sus principios. "No queremos que nos condicionen los resultados", insistió.

El preparador cadista tiene la lección bien aprendida y la aplica renovándola cada semana después del partido. "Estamos tranquilos y el equipo mantiene la misma tónica de trabajo sin que los resultados nos condicionen. No es casualidad que en los últimos diez partidos hayamos sumado 20 puntos, esa es la media inglesa. Perderemos más partidos, pero hay que luchar por seguir arriba", explicó.

Para Calderón, el duelo del Sánchez Pizjuán tiene muchos aspectos favorables además de la victoria. "Las sensaciones son positivas porque en el primer tiempo generamos juego y ocasiones, y el Sevilla Atlético no nos creó peligro. Lo importante es que hasta el final el equipo peleó y no bajó los brazos", apuntó.

Mirando a la próxima jornada, indicó con preocupación que "ahora viene el Hércules, que es otra final y así será hasta que estemos en una posición en la que las derrotas no nos afecten tanto".

Antes de reconocer que "todos los jugadores me lo están poniendo difícil", con referencia al buen trabajo en los entrenamientos y en los encuentros, dejó entrever la posibilidad de cambiar el sistema en el aspecto ofensivo: "No descarto jugar con dos puntas, pero al equipo hay que darle equilibrio. El Cádiz mejora cada día, aunque cambiar el sistema depende de los partidos", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios