fútbol tercera División

Un punto, mal menor para el filial amarillo

  • El Cádiz B empata al final con un San Fermín que actúa sin complejos

Manu Sánchez presiona a un jugador del conjunto cordobés. Manu Sánchez presiona a un jugador del conjunto cordobés.

Manu Sánchez presiona a un jugador del conjunto cordobés. / peralta

El Cádiz B salvó un punto sobre la bocina en su visita al San Fermín. El líder salió dispuesto a dominar el control del juego y en los primeros minutos se impuso pero las ganas de los rojillos hicieron que la primera ocasión fuera local. Isco en el 11' sorprendió a David Gil con un tiro desde la frontal que sacó pegada al palo. Desde ahí el partido fue un duelo de titanes en el que las ocasiones caían de ambos lados. Manu Vallejo asustó a Cristian con un tiro que salió desviado y Manu Sánchez desde la banda ponía en serios aprietos a Lucena que no estuvo muy acertado. La más clara la tuvo Seth Vega, que tras una subida por banda de Braganza punteo el balón para que Christian por dos veces salvará a los suyos bajo palos. El San Fermín tuvo sus oportunidades con balones parados que no terminaban viendo puerta.

La seriedad defensiva de Manu Tenllado, muy pegado a Seth Vega durante la primera parte y un muy concentrado Christian hicieron que el partido marchara 0-0 al descanso. El líder buscaba los tres puntos y el empate sabía a poco.

La segunda parte fue puro fútbol. Manu Tenllado envió fuera una pelota muerta dentro del área chica en un rechace tras una falta lateral botada por Salva. La réplica la dio Seth Vega en el 52', se le hizo de noche ante Christian y Alejo in extremis le robó el balón tirándose a sus pies. Poco más tarde, una indecisión entre Christian y Alejo casi le cuesta un gol en propia a los suyos pero finalmente el central sacó el balón, salvando bajo palos. Pasaban los minutos y con la entrada de Carracedo el partido se animaría ofensivamente para los rojillos. David Gil le sacó una pelota de la escuadra en un chut cruzado.

El Cádiz B aguantaba un resultado que le servía de poco y la siguiente que tuvo el veloz extremo diestro sería crucial. Se marchó de dos rivales, apurando la línea de fondo, cediendo un pase atrás a Germán que en una doble ocasión remató introduciendo finalmente el balón en el fondo de las mallas tras el rechace del meta visitante. 1-0 en el 79'.

Y cuando todo parecía perdido Seth Vega salvó los muebles. Diez minutos de intenso ataque del líder es algo difícil de soportar y el nerviosismo rojillo estaba muy presente, tanto que un córner que no consigue despejar la defensa llegaría a pies de Jordi Tur, que metió un pase filtrado al lateral del área y Manu Vallejo puso un pase de la muerte para que Seth Vega, en boca de gol, introdujera el balón en la red.

Bonito e intenso final que ponía las tablas. Tras la euforia del empate, el capitán de los visitantes, Manu Vallejo, se dirigió a la grada y tuvo que decir algo al colegiado porque este le mostró la roja por una conducta antideportiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios