josé antonio cobos saiz. presidente del club de rugby atlético portuense

"Mi primer sentimiento tiene un nombre: responsabilidad"

  • El nuevo mandatario de la entidad releva a José Antonio González tras veintiún años en el cargo "Los tiempos no son propicios para conseguir un campo propio, pero nos hace falta, lucharemos por ello", asegura

Comentarios 0

José Antonio Cobos Saiz (Cádiz, 1985) asumió el pasado 8 de Julio el reto de presidir el Club de Rugby Atlético Portuense, CRAP, una de las entidades señeras del deporte provincial. Atrás quedan los brillantes veintiún años de José Antonio González, quien decidiera dimitir para dar paso a nuevos bríos. Cobos, un ingeniero industrial que juega al rugby desde los doce años, se retira de la hierba ("al menos momentáneamente", dice), cambiándola por los despachos.

-¿Cómo se siente al ponerse al frente de una institución como el CRAP?

-El primer sentimiento tiene un nombre: responsabilidad. Toca seguir los pasos de la anterior junta y hacerlo, al menos, igual que ellos. El equipo directivo lo forman ahora Manuel Paloma (vicepresidente), José M. Jiménez (tesorero), Santiago Neva (secretario) y los vocales José Lojo, José Luis Caballero, Miguel González, Pablo Montero y Antonio Márquez. Parte de la anterior junta se incorpora a mi organigrama, en el que se introducen jóvenes como José Lojo o José Luis Caballero, que llevan toda la vida jugando conmigo y que han aceptado los puestos para ayudarme en la tarea. Hay que trabajar duro los próximos cuatro años.

-Accede al cargo sin competencia electoral, como único candidato presentado.

-La junta saliente pensaba que yo era la persona adecuada para encabezar el relevo, según me transmitió Pepe González. Le pedí tiempo para pensarlo, aunque al final sólo empleé unas horas. Abierto el periodo electoral no se presentó ninguna otra candidatura.

-¿Cómo valora la gestión de la anterior junta?

-Obviamente han situado alto el listón. El equipo senior ha militado muchas temporadas en División de Honor B, un logro que demuestra la calidad del trabajo efectuado, pues hay que tener en cuenta que el rugby es un deporte minoritario. No se pueden olvidar otros aspectos, como el éxito de las escuelas, lo que nos permite contar con equipos en todas las categorías, desde sub 6 a sub 16, que han alcanzado, sin excepción, fases finales del campeonato de Andalucía.

-Dígame en qué se advertirá su mano.

-Con mi llegada se han creado Comisiones de Trabajo en distintas áreas. Otras se encuentran pendientes de confección, como una de Marketing, Publicidad y Redes Sociales y otra de Eventos Sociales. El club puede mover de manera directa a unas 300 personas entre jugadores, técnicos y directivos, cifra a la que habría que sumar los 200 socios. Abonarse al CRAP cuesta 50 euros por ejercicio. Organizaremos más eventos para aumentar la financiación, gracias al área de Captación de Socios y Empresas Colaboradoras.

-Quizá el capítulo pendiente del club, esa eterna cuestión pendiente, sea el de las instalaciones. Es algo que escapa a la propia entidad, que depende del ámbito público, de la administración.

-La instalación con la que contamos es el Polideportivo Municipal, un campo que hay que compartir con quienes practican el fútbol. Siempre hay una guerra entre el fútbol y el rugby porque el césped sufre mucho y lo que empieza siendo hierba acaba, con el transcurrir de la temporada, convertido en tierra. A la postre disponemos de unos horarios y hemos de adaptarnos a ellos, un condicionante que se hace más fácil de llevar por los años de experiencia acumulados en esta coyuntura. Lo ideal, está claro, sería disponer de un campo propio.

-¿Llegará algún día?

-Lucharemos para que así sea. Los tiempos no son los más propicios, pero se intentará.

-La falta de presupuesto impidió la pasada campaña competir en División de Honor B. Su antecesor rememoraba en este periódico que el momento más amargo de sus dos décadas de gestión se produjo cuando se tuvo que poner delante de la plantilla para trasladarles esa triste noticia. ¿Se ha solventado el problema?

-Sí. Ese capítulo económico se ha arreglado gracias a diversos patrocinios. Con todo, continuamos trabajando en la captación de sponsors, en pos de la colaboración de empresas portuenses y de fuera de la ciudad. Pero estaremos ahí, peleando con Cajasol Ciencia, Helvetia, Granada, Almería, Cáceres, Liceo, CAU Madrid, Olímpico de Pozuelo...

-¿Qué posición esperan conseguir?

-Siendo realistas: hay que ir partido a partido, conscientes de que el primer reto estriba en la permanencia. Lo que venga a partir de ahí bienvenido será.

-Todavía es pronto para el cierre de la plantilla.

-Debemos esperar. Son seguras las altas de efectivos procedentes de categorías inferiores, como Gabri (tercera), Guille (medio melé), Edu (segunda), Camacho (talonador) o Moi (tres cuartos). Bajas habrá algunas, como la mía propia.

-¿Seguirá el cuerpo técnico?

-Seguirá. Guzmán Álvarez y Popi han protagonizado un trabajo bastante bueno, teniendo en cuenta las dificultades padecidas. Las solventaron de la mejor manera posible y consiguieron el objetivo final: devolver al club a la categoría que se merece.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios