La plantilla isleña toca fondo

  • Los jugadores del San Fernando convocan a los medios y anuncian que si en 48 horas no perciben alguna nómina se negarán a viajar el domingo a Calahorra

Comentarios 9

Sucedió lo esperado y no deseado. La plantilla del San Fernando estalló ayer, se plantó y reunió a los medios de comunicación para explicar por el calvario que están pasando, las dificultades existentes y lo que han previsto en caso de que la situación no cambie de rumbo.

Los acontecimientos se dispararon a primera hora de la mañana, momento en el que los componentes del plantel isleño, en torno a las nueve y media, llegaban al vestuario sin conocer si el de ayer sería el día de pago, tal y como se les anunció.

Algo más de dos horas de reunión en el vestuario desembocó en la decisión de hacer pública la situación y de adoptar la medida de dar un plazo para la llegada de soluciones. En caso contrario, no se viajará a Calahorra para jugar la fase de ascenso.

Una vez citados todos los medios de comunicación -para una rueda de prensa que se retrasó una hora, hasta las doce y media de la mañana-, el capitán del equipo isleño, Natanael Cano, Canito, secundado de Jesús Bernal Puli y Porto, los otros dos capitanes, y en representación de la plantilla, comenzaban a leer un comunicado.

En el mismo, el plantel expuso la situación: "La decisión ha sido sopesada y, para nosotros, es muy dolorosa, porque somos jugadores de fútbol que sólo queremos jugar. Pero tenemos que dejar claro que, si en un plazo de 48 horas no recibimos al menos parte de nuestras nóminas, la plantilla se negará a viajar a Calahorra".

Canito aseguraba, en nombre de sus compañeros, que les duele esta situación, "lo sentimos, de manera especial por la afición, a la única que le debemos algo". Pero reconoció que han tocado fondo, que la situación es crítica y no les queda más remedio que tomar este camino.

El carismático jugador afirmó que "hay parte del plantel que lo está pasando, y creerme, francamente mal. Han tenido que abandonar sus pisos de alquiler y no tienen, en muchas ocasiones, ni para comer". "Muchos de los jugadores acuden a los negocios del presidente, Manolo Acosta, que nos ha ofrecido un sitio para poder comer", añadió.

En cuanto a la cantidad que se adeuda, Canito señaló que "son 83.000 euros por cuatro meses, pero lo que pedimos es poder recibir urgentemente alguno de los pagos que los jugadores tenemos pendientes". "Somos conscientes de las necesidades que tiene el club y del momento que está atravesando e, incluso, sabemos que se está buscando el dinero para el viaje del domingo y ya estamos a martes. Pero la gente y la afición tiene que comprender nuestra situación". Ante la posibilidad de un farol, Canito dijo que "es una decisión pensada". "Esperaremos al jueves para terminar de tomar la determinación".

Por otra parte, la Cyberpeña mandó un comunicado en el día de ayer para mostrar su más enérgica protesta por los acontecimientos y la más absoluta repulsa por la manera de gestionar la situación, exigiendo que se concreten los pasos a seguir para alcanzar una solución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios