Cádiz | hércules · el ambiente

14.605 personas exigen "fichajes"

  • Novedad El Cádiz hace público por primera vez el número de espectadores que acuden al Carranza, con una simbólica representación alicantina "Pesetero" El 'popurrí' de cánticos de la afición amarilla acaba con insultos a Antonio Muñoz

Comentarios 1

"Queremos fichajes, Muñoz pesetero". El juego insulso y anodino del Cádiz ayer ante el Hércules, y sobre todo la derrota final, provocaron crispación en las gradas y algún que otro pañuelo en Tribuna... aunque este mes de enero pasará a la historia por los virus, las gripes y los resfriados.

Lo cierto es que la vida no sigue igual; unos se marchan, no se sabe si para volver, pero nadie ha llegado aún. Y ni en Carnaval se permiten ciertos cachondeos. Así lo quiso demostrar ayer la afición cadista, que se dirigió al palco para hacer patente su malestar, dejando en paz a los jugadores, que poco más pueden hacer: aunque ayer a más de uno no le hubieran venido nada mal un par de cosquis.

Antonio Calderón hizo un control de balón de los que demuestran que el que tuvo retuvo y el Ramón de Carranza comenzó rebosando de alegría. Acabó rebosando de tristeza. Altos y bajos de color amarillo, la vida misma.

El Cádiz hizo ayer oficial por primera vez la asistencia de espectadores al Ramón de Carranza: 14.605 personas. Mengua la cifra, crece el estadio. Que fea es la palabra incongruencia. Al final del partido, mezclado con pitos y silbidos, reproches al presidente. Miles de gargantas exigieron fichajes y tildaron a Muñoz de "pesetero". El hecho de que hubiera jugado Ramón de Quintana en vez de José Julián de la Cuesta también tiro de la lengua de más de uno a la hora de formar la fila india de la despedida, de la salida del estadio."Que se va, hombre, que lo venden también, por eso no ha jugado". El pueblo opina, el tiempo dictamina.

El Cádiz se disfrazó de mal equipo -de chirigota de preliminares-, y el Hércules de seriedad -de gran comparsa-. El Carnaval se palpó en el ambiente. Joaquín Quiñones, el Selu y Juan Lucena asistieron al partido de la mano. El antifaz de oro de la Fiesta repartido y representado: Joaquín Quiñones, presidente de la asamblea, y dos protagonistas que cumplen más de un cuarto de siglo en el mundo de las coplas. El Cádiz también aspira a volver a ser de oro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios