Unas 400 personas esperan a los jugadores a la salida del estadio

  • Los aficionados prefirieron toda clase de insultos contra los jugadores y el presidente.

Comentarios 66

Entre 300 y 400 personas se fueron directamente a los vestuarios tras el pitido final para esperar la salida de los jugadores del Cádiz. Los ánimos estaban bastante caldeados y los aficionados amarillos profirieron toda clase de insultos a los jugadores y al presidente, culpándolos del descenso del equipo.

La plantilla se atrincheró en el interior del Rico Pérez a la espera de que los seguidores abandonaran los aledaños del estadio, situación que está favoreciendo la salida de los autobuses que traerá a los cadistas de nuevo a la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios