Los penaltis coronan a España

La selección española sub 17 se volvió a proclamar, nueve años después, campeona de Europa de la categoría, tras imponerse a Inglaterra en una tanda de penaltis que forzó con un gol de Nacho Díaz en el tiempo añadido.

Ordenado, sin prisas, al conjunto español le gusta madurar poco a poco sus partidos. Una tranquilidad que no se resquebrajó ni con el marcador adverso, tras adelantarse Inglaterra a los 18 minutos de juego con un gol de Callum Hudson-Odoi. Un fogonazo que obligó a acelerar el ritmo al conjunto español, que empató, en el minuto 38, por medio de un veloz Morey. Sin embargo, ya en la segunda mitad, España volvió a caer en la lentitud y dio un paso atrás que no desaprovechó Inglaterra para hacerse nuevamente con la iniciativa en el partido y volvió a marcar gracias a un tanto de Foden.

No obstante, volvió a reaccionar el equipo español, que tuvo el empate a los 62 minutos en una internada en el área de Moha, que sirvió hacia atrás el balón para Sergio Gómez, que vio cómo su remate se estrellaba en el cuerpo del portero Bursik, que poco después volvió a salvar a su selección en otra gran intervención. Pero cuando todo parecía perdido, surgió la figura de Nacho Díaz para firmar a los 86 minutos el definitivo 2-2 con un remate de cabeza que sorprendió al portero rival. Ese gol llevó a España a una nueva tanda de penaltis, como el pasado año ante Portugal en la final del Europeo disputado en Azerbaiyán, aunque, a diferencia de lo ocurrido en Bakú, en esta ocasión se llevó el trofeo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios