Hockey

A un paso de la final

  • Australia es el penúltimo escollo para la selección española

España tendrá hoy contra Australia, último campeón olímpico, la oportunidad de jugar por tercera vez la final de los Juegos, en un partido que repetirá una de las semifinales de Atenas y la última final del Trofeo de Campeones jugado el pasado junio.

Los españoles, plata en Moscú 80 y Atlanta 96, bronce en Roma 60 y cuartos en Tokio 64 y Atenas 2004, tratarán de hacer realidad la teoría del hockey, que asegura que el que gana el Champions Trophy en año olímpico no gana el oro en los Juegos, tras haber perdido contra los aussies la final del Trofeo de Campeones por 1-4.

Son los resultados más recientes de dos rivales que se conocen muy bien y que ya se las vieron en las semifinales de Atenas, donde Australia fue superior (3-6). Dos días después de relegar a España a pelear por el bronce, los australianos ganaron el primer oro olímpico de su historia a costa de Holanda (1-2).

"Hemos jugado muchas veces con ellos, les hemos ganado y también hemos perdido, pero en un partido puede pasar de todo", recordaba el seleccionador español, Maurits Hendriks, que hace algo más de dos años, en enero de 2006, se llevó a sus chicos a hacer una gira por Australia para "aprender y coger experiencia".

Desde entonces y hasta ahora, España y Australia se han enfrentado siete veces en competición oficial. En tres de ellas la victoria ha sido para los españoles, en dos para los australianos y en otras dos hubo empate.

En Pekín, España ha sido primera de su grupo, más difícil a priori que el de Australia, con cuatro victorias y una derrota. Australia, subcampeona de grupo detrás de Holanda, ha ganado tres partidos y ha empatado dos, el último ayer con Gran Bretaña cuando ya sabía que si era segundo se cruzaría en semifinales con España y no con Alemania.

El porcentaje de goles a favor se decanta del lado australiano con 28 de 81 intentos y 5 de ellos en 18 lanzamientos de penalti córner. España suma 9 goles de 77 intentos, 3 de penalti córner en 25 ocasiones.

Las cifras de Australia no intimidan a España, aunque algunos ya pensaban en Holanda, como Santi Freixa, que en el mismo campo, nada más ganar a Corea, explicaba cómo frenar a Teun de Nooijer.

"En Atenas dije que prefería a Australia en semifinales y nos metieron 6-3, así que mejor no digo nada. Tenemos una espinita de Atenas con Alemania y no estaría nada mal volvernos a ver en la final", decía cerca de él Albert Sala, otro "emigrante" español a la liga holandesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios