san fernando cd | extremadura

El odioso tramo final

  • El San Fernando se pone por delante en el marcador gracias a un gol de Lolo Guerrero, pero vuelve a ceder un empate en los últimos compases

Pedro Ríos conduce la pelota seguido de varios jugadores extremeños y su compañero Carri en un ataque del conjunto del San Fernando. Pedro Ríos conduce la pelota seguido de varios jugadores extremeños y su compañero Carri en un ataque del conjunto del San Fernando.

Pedro Ríos conduce la pelota seguido de varios jugadores extremeños y su compañero Carri en un ataque del conjunto del San Fernando. / fotos: román ríos

David hhgabi Ramos HH

Zamora HH

13Puntos. Los que ha perdido el San Fernando en los últimos cinco minutos de los partidos

Lolo Guerrero HH

Nano Cavilla HH

Theo HH

Óscar Martín HH

B. Herrero, 77' H

Carri H

Galindo H

Pedro Ríos H

Jacobo, 88' s.c.

Pau Franch HH

Buba, 68' H

Manu García H

Candelas HH

Álex Díez H

A. Cabrera, 70' H

Aitor HH

Nico Delmonte HH

Álex Barrera H

A. Benito, 60' H

Miranda HH

Valverde HH

Kike Márquez HH

José García H

Jairo, 52' H

Willy HH

Lo de los últimos minutos en el San Fernando merecen un estudio pormenorizado. Si los partidos durasen 85 minutos, el San Fernando hubiese sumado la friolera de 13 puntos más, con lo que contaría con 44 y estaría empatado con el Marbella en la segunda posición de la clasificación.

Este frío dato, indica que los isleños y por ende toda la familia azulina, está comenzando, esta temporada, a odiar los cinco últimos minutos de los partidos y, por supuesto, a temer que éstos lleguen, porque el corazón se les pone en un puño, porque todo el trabajo de los minutos anteriores no encuentran recompensa, porque casi siempre pasa lo mismo. Y es que hasta en siete partidos, los de José Pérez Herrera han perdido puntos en esos odiosos cinco últimos minutos.

Y eso que, si en la pasada jornada los isleños recibían a un trailer, en ésta venía el furgón de cola. Otro hueso duro de roer, otra prueba de fuego, otra vez a tener que dar el doscientos por cien. Pero los de La Isla no se cansan de darlo todo, de saber sufrir, de ponerse el cuchillo entre los dientes y van, una y otra vez, al desafío, a la contienda, a la guerra.

Ayer era el todopoderoso Extremadura, que tiene un presupuesto que multiplica por tres el de los isleños. Pero eso solo en papeles, porque en el campo la cosa cambió radicalmente.

Y eso que el partido no comenzó con buenos augurios. El San Fernando, que repetía alineación por tercera jornada consecutiva exceptuando al cancerbero, se las veía a merced del rival que salió con las claras intenciones de llevarse al gato al agua lo antes posible.

Por eso, los primeros instantes del choque fueron de agobio local y ocasiones visitantes y de nudo en las gargantas.

Los de Manolo Ruiz, el otrora segundo entrenador de Schuster en el Xerez y en el Real Madrid, llegaban necesitados y dieron muestra de poderío, con el viento a favor.

Hasta siete córners se contabilizaron en los primeros 10 minutos de juego. En ello estuvo todo el peligro y ello obligó, en el 2' a David a emplearse a fondo. El cancerbero tuvo que demostrar su valía en el 7' con un disparo de José García y 30 segundos después en el saque del córner que el provocó con su intervención en un remate de Miranda. En el 9' llegó otra clara de Kike Márquez. La respuesta, de nuevo David.

Los isleños aguantaron las embestidas hasta que, poco a poco, se fueron asentando en el terreno de juego, hasta hacerse dueño de la situación. El Extremadura, cuan gaseosa, fue perdiendo la fuerza con el paso de los minutos.

Por ello, la primera parte no tuvo más historia que un disparo de Theo, en el 25 y una nueva intervención de David a remate de Willy en el 28. A los vestuarios con las espadas en todo lo alto.

La segunda mitad comenzó distinta. Los isleños estaban enrrabietados y en el 50' Carri hizo emplearse a fondo a Manu García. Nueve minutos después, Óscar Martín insistió en un balón rechazado por la zaga azulina a la salida de un córner. Su insistencia terminó por provocar un saque de esquina a favor de los isleños que se tradujo en el tanto de los de José Pérez Herrera.

Todo parecía sentenciado, todo parecía controlado y los minutos pasaban con un Extremadura que lo intentaba a la desesperada y un San Fernando pertrechado en su campo en busca de una contra que fuera fructífera. Y en ella estuvo Buba y la sentencia pudo llegar en un remate de Zamora, en el 84'.

Pero llegaron los minutos fatídicos, los minutos del temor, y los minutos de la desesperación. Tenía que ser a la salida de un córner, no en vano los extremeños habían lanzado 17'. Y tenía que ser en un despiste, casi el único, de la zaga azulina. Y tenía que ser cuando ya todos se frotaban las manos por lo logrado.

Si antes del partido se hubiese podido firmar el empate, supongo que se habría hecho y si hubiese sido el San Fernando el que empatase en el 86 todo sería felicidad. Pero como fue al revés...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios