fútbol sala primera División femenina

Otra ocasión que se le escapa al Cádiz FS

El Penya Esplugues defendió con acierto durante muchos minutos. El Penya Esplugues defendió con acierto durante muchos minutos.

El Penya Esplugues defendió con acierto durante muchos minutos. / fito carreto

La penúltima jornada de la primera vuelta de la Primera División femenina de fútbol sala tampoco trajo la noticia de la primera victoria de la temporada del Cádiz FS a pesar de que el rival de turno se antojaba a priori como uno de los asequibles para el conjunto entrenado por Kiko Oliva, colista con dos puntos. El Penya Esplugues, ubicado en la zona media-baja de la clasificación, se mostró superior a las anfitrionas y acabó imponiéndose por 2-4, lo que le sirve para abrir más hueco respecto a las plazas de descenso.

Las cosas empezaron a torcerse para las gaditanas durante el calentamiento, cuando se comprobó en una prueba de última hora que Tere no se hallaba aún en condiciones de actuar. Así se unía al capítulo de bajas, en el que había ingresado Mari unas horas antes. De las tres dudosas, el entrenador solo utilizó a Natalia, que llevaba dos semanas sin entrenarse por un proceso gripal. Para colmo, María tuvo que abandonar la cancha antes del final por una sobrecarga en un gemelo.

Esa escasez de efectivos resultó letal para un Cádiz FS que enterró sus opciones en un primer tiempo durante el cual defendió de manera muy deficiente. El 0-3 del descanso resultaba desmoralizador, pero hubo un atisbo de reacción. Ya con 0-4 se asumieron riesgos con portera-jugadora y se acortó la desventaja con dos goles que curiosamente fueron marcados al contragolpe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios