La obra de Tribuna, en función del Centenario

  • La celebración del aniversario cadista con un estadio completo marcará las reuniones entre Ayuntamiento y club

Comentarios 11

En los próximos días tiene que iniciarse una ronda de reuniones entre el Ayuntamiento y el Cádiz que serán definitivas para conocer los pormenores de la tercera fase de la remodelación del estadio Ramón de Carranza. Este periódico avanzó el pasado 3 de febrero que, según los planes del Consistorio municipal, la obra terminaría en 2012, año del Bicentenario. La idea sería comenzar los trabajos a lo largo de 2009, con un plazo de ejecución fijado en 24 meses. Todo ello se le va a trasladar al club amarillo en una reunión que debe producirse en los próximos días, toda vez que los dirigentes cadistas se pusieron en contacto con Vicente Sánchez, concejal de Fiestas y Deportes, para solicitarle una reunión oficial tras comprobar a través de Diario de Cádiz los planes municipales.

Y es que hay un tema que parece no haberse contemplado en el proyecto que maneja el Ayuntamiento, como es que en 2010 el club va a celebrar su Centenario. Se trata de un acontecimiento de suma importancia para la entidad amarilla y que va a marcar con toda seguridad el transcurso de las conversaciones que se mantendrán en forma de varias reuniones de trabajo. Según se desprende del proyecto que manejan los técnicos municipales, la obra que afecta a la grada de Tribuna no comenzaría antes de 2009, lo que imposibilitaría que el estadio dispusiera de esa parte fundamental de su estructura en una fecha tan señalada. A buen seguro que el Cádiz tendrá algo que decir al respecto, aunque por el momento no quieren adelantarse a los acontecimientos.

"Estamos esperando a reunirnos con el Ayuntamiento. Nos dijeron que nos llamarían después de Carnaval y en eso estamos. Hasta que no conozcamos qué propuesta nos van a hacer no se puede decir nada. Tendrán que exponernos sus planes sus planes y a partir de ahí marcaremos un calendario de acciones", señala un hermético Antonio Muñoz, presidente del club. Es de dominio público que el derribo de Tribuna va a suponer un trastorno muy importante a todos los niveles y se tomarán decisiones de forma consensuada para encontrar el modo de ubicar a los aficionados de esa zona, sin descartar que se tomen medidas más drásticas.

Hace algunos meses se especulaba con la posibilidad de que el equipo tuviera que marcharse a Bahía Sur en la próxima temporada para agilizar al máximo las obras de Tribuna. Puede ser una de las opciones que ponga sobre la mesa el Ayuntamiento, pero se da la circunstancia de que este campo, el único de la provincia que puede acoger por aforo a los abonados cadistas, comenzará a ser remodelado en diciembre de este año con vistas al XIV Campeonato Iberoamericano de atletismo, teniendo un plazo de ejecución de doce meses. Parece complicado que Bahía Sur disponga de las condiciones necesarias para acoger partidos del equipo amarillo.

Complicado el panorama, pues, para que el traslado se haga en pocos meses. Y tampoco es sencillo llegar a un acuerdo sobre el uso de gradas supletorias en una zona tan especial como Tribuna. Además, el hecho de colocarlas puede influir directamente en el ritmo de la obra por el espacio limitado del que dispondrían los técnicos para levantar el graderío. Por el momento, nadie del club suelta prenda al respecto, pero es fácil adivinar cómo puede ser la reacción en este sentido.

Pero, aparte de todo esto, el club tiene mucho interés en disponer de un Carranza completo para que sea el escenario de su Centenario. Por una circunstancia desgraciada ya tuvo que disputarse el 50º aniversario del Trofeo Carranza en Bahía Sur y se va a intentar que no se repita por todos los medios. Han trascendido muy pocos datos sobre los planes del club para conmemorar sus primeros cien años de historia, pero se puede adelantar que los actos concluirán en septiembre de 2010, por lo que se podría estudiar que fuera después de esa fecha cuando se acometiera un traslado temporal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios