cádiz c.f.

Los 'niños' le pierden el respeto a sus 'mayores'

Comentarios 0

El Cádiz B fue ayer un magnífico sparring para el primer equipo de cara a la preparación del partido que el domingo a partir de las cinco de la tarde le medirá al Racing de Ferrol. Los niños le perdieron el respeto a sus mayores y se impusieron en el partidillo del jueves -de ayer- por dos goles a uno. Triunfo simbólico, pero triunfo al fin y al cabo. Derrota simbólica, pero derrota al fin y al cabo.

Villa y Expósito marcaron los tantos del conjunto de Raúl Procopio y Pavoni acortó distancias para un Submarino Amarillo que no pudo lograr ni siquiera el empate antes del pitido final de Ángel Férez, quien hizo las labores de árbitro: un poco casero, por cierto.

Los jugadores filiales mostraron una agresividad tremenda, una de las páginas básicas del librillo de Raúl Procopio, y el conjunto de Calderón acabó acusando la paliza física del día anterior, cuando se entrenó en sesiones de mañana y tarde.

Ambos técnicos decidieron alinear un once distinto para cada periodo y Bienve dio el salto temporal al primer equipo para suplir la ausencia de Nano, que no tomó parte en el partidillo para prevenir unas molestias físicas. Bienve entrenaba junto a sus compañeros cuando el propio Calderón, su principal mentor, le recordó que era día para pasarse al primer equipo. Junto a Bienve, jugaron la primera mitad Armando, Vella, Paz, César, Raúl López, Parri, Bezares, Pavoni, Lobos y Dani. El ex bético lo hizo en la punta de ataque mientras que Bienve y Lobos ocuparon las bandas, quedando Pavoni de mediapunta.

Le costó a los hombres de Antonio Calderón hacer circular el balón y pronto se vieron por detrás en el marcador. El Cádiz B presionaba muy arriba, sin dejar apenas respirar a los futbolistas del primer equipo. Jesús estuvo tremendo en la banda derecha, incordiando en todo momento a Lobos con la ayuda de Nico. Mientras tanto, Parri ponía la calidad en sus toques de balón, pero mostrándose excesivamente lento en sus acciones, Pavoni jugaba entre líneas y Bienve buscaba sin éxito la portería rival. El canterano y Dani estrellaron el balón en el larguero en una misma jugada. La suerte, mejor para los días de competición.

Tras un breve descanso, Antonio Calderón se decantaba por alinear a Contreras en la portería, Cristian, Yago, De Quintana y Gonzalo Vicente en la zaga; Enrique, Fleurquin, Rivas y Miguel García en el centro del campo, con Bienve de nuevo en el equipo -ahora de mediapunta- y Gastón Casas como el hombre más adelantado, aunque alejado del área.

Las buenas noticias para la familia cadista son las conclusiones. Al Cádiz B será muy difícil ganarle si sigue mostrando esa línea y Calderón tuvo un magnífico sparring para valorar el nivel de su conjunto. Pocas cartas mostró sobre el tapete verde de El Rosal el técnico gaditano, ex del filial, que ayer debía sopesar su enfado por el resultado con la actitud mostrada por los que hasta hace poco fueron sus pupilos.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios