fútbol copa del rey

Entre la necesidad y la ilusión

  • El Sevilla parte como favorito ante el Leganés tras el 1-1 conseguido en la ida en Butarque

El entrenador del Sevilla, Vincenzo Montella, realiza una indicación a sus jugadores. El entrenador del Sevilla, Vincenzo Montella, realiza una indicación a sus jugadores.

El entrenador del Sevilla, Vincenzo Montella, realiza una indicación a sus jugadores. / josé ángel garcía

Sevilla y Leganés se medirán hoy en el estadio Ramón Sánchez- Pizjuán por un puesto en la final de la Copa del Rey, una cita llena de urgencias para los locales y de ilusión para los visitantes.

El empate 1-1 de la ida dejó abierta la eliminatoria, aunque más cerca de un Sevilla al que le valdría el empate sin goles por el valor doble de los tantos en campo contrario. Sin embargo, está avisado: el Leganés se clasificó para semifinales al eliminar al Real Madrid después de perder 0-1 en casa en el choque inicial.

No es un partido más, es el partido; el equipo está preparado y espero que ganemos"

Así pues, toda la presión está sobre las espaldas del Sevilla. Es el indiscutible favorito y tiene un pequeño margen por defender. Pero sus últimos partidos reabrieron las dudas sobre el plantel de Vincenzo Montella.

Así, el conjunto sevillista llega de caer por un estrepitoso 5-1 ante el Eibar en la última jornada de la Liga y en la ida de la Copa perdió la oportunidad de dejar sentenciado su pase. Con ventaja a su favor, dispuso de ocasiones para aumentarla y luego Sergio Rico regaló el empate.

Montella tiene a casi todos sus efectivos disponibles y descansados tras efectuar rotaciones en la Liga. Sólo el lateral francés Corchia es baja segura, mientras que Kjaer sigue siendo duda.

Para sorpresa de toda la prensa, Montella sugirió ayer cuál puede ser su equipo titular al afirmar: "He probado en el entrenamiento con Sergio Rico, Jesús Navas, Mercado, Lenglet, Escudero, N'Zonzi, Banega, Sarabia, Franco Vázquez, Correa y Muriel. También la podría cambiar mañana".

El entrenador italiano no tiene dudas de que "va a ser un gran día" y afirmó que "el equipo está preparado mentalmente y espero que ganemos y podamos pasar a la final".

El técnico del Leganés, Asier Garitano, también rotó en Liga, una prueba del interés que cobró el torneo para el modesto equipo madrileño, debutante en unas semifinales de Copa. Ganó el derecho a soñar con la final después de su golpe en el Santiago Bernabéu. Amrabat, Beauvue, Gabriel, El Zhar y Siovas se antojan titulares y las únicas bajas por lesión son Szymanowski y Mauro dos Santos.

El estadio Sánchez-Pizjuán presentará un excelente ambiente para alentar a los suyos en la búsqueda de una final que permita a sus hinchas tener al fin una alegría después de una temporada tan llena de irregularidades y decepciones.

Poco tiene que perder el Leganés, que desplaza toda su presión a su necesitado rival. Para el modesto conjunto capitalino, ya fue un tremendo éxito eliminar a Villarreal y Real Madrid. Pero, ¿por qué no pelear por la final si el resultado de la ida dejó todo abierto?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios