La mutación total del Barça: del apocalipsis a creer en el triplete

  • Barcelona era un funeral en la noche del 14 de febrero; tres semanas después, tras una remontada inédita en la 'Champions', los de Luis Enrique aspiran a ganarlo todo.

Neymar, clave, celebra uno de los tantos de la remontada. Neymar, clave, celebra uno de los tantos de la remontada.

Neymar, clave, celebra uno de los tantos de la remontada. / EFE

Comentarios 3

Pocas veces se habrá visto en el mundo del fútbol una mutación tan salvaje como la que protagonizó el Barcelona en las tres últimas semanas, en las que pasó de vivir en un escenario apocalíptico a soñar con la posibilidad de un nuevo triplete.

Barcelona era un funeral en la noche del 14 de febrero, después de ser goleado por 4-0 por el Paris Saint-Germain en el Parque de los Príncipes. Se hablaba de fin de ciclo, de un entrenador incapaz, de un plantel incompetente... Pero hoy, tres semanas después, se alaba a un conjunto admirable y a un Barcelona que aspira a conquistar un triplete con Liga española, Liga de Campeones y Copa del Rey.

Y todo porque el miércoles logró lo que nadie antes había conseguido: remontar un 4-0 adverso. Lo hizo con una épica inolvidable, con tres goles en los últimos ocho minutos, incluido el tanto final en el descuento, para vencer 6-1 en la mayor remontada jamás vista en la Copa de Europa. "Es la más gorda que hemos hecho", reconoció el central Gerard Piqué en el propio terreno de juego. "El mejor partido que he jugado en mi vida", destacó Neymar.

Muchas cosas sucedieron durante las últimas tres semanas. Por ejemplo, que Luis Enrique anunció su adiós a final de temporada por la misma razón por la que Josep Guardiola se fue en 2012: "el desgaste". Tras la goleada sufrida en París, el Barcelona encadenó dos victorias agónicas en la Liga española al ganar 2-1 tanto a Leganés como a Atlético de Madrid. Fueron dos victorias que, más allá de los valiosísimos puntos, también sirvieron para generar sospechas entre crítica e hinchada. El Barcelona estaba atascado, con problemas para generar fútbol.

Pero en los días sucesivos se fue produciendo una gran transformación. Los tropiezos del Real Madrid le permitieron situarse como líder de la Liga española. Mientras, Luis Enrique fue encontrando soluciones tácticas e impuso un sistema 3-4-3 que trajo grandes réditos. Y luego el plantel rearmó su autoestima con goleadas ante Sporting de Gijón (6-1) y Celta de Vigo (5-1).

Se creó el caldo de cultivo necesario para creer en la remontada y la prensa terminó de ilusionar a una hinchada que el miércoles vivió su noche más increíble. Fue un guión de Hollywood. Luis Enrique, reivindicado después de las críticas. El gol del triunfo, obra de un canterano como Sergi Roberto. Y si alguien habló de "Messidependecia", en una noche poco sustancial del argentino apareció un hombre como Neymar para demostrar que él puede ser el sucesor algún día. "Esta plantilla, que lo ha ganado todo, sigue teniendo hambre de títulos. Y quieren cerrar una era prodigiosa con otro triplete. Si quieren, pueden. Ya lo han demostrado", opinó este jueves Sport.

Después de que las algorítmicas estadísticas manejadas por la propia UEFA le dieran al Barcelona un cero por ciento de posibilidades de remontar ante el PSG, hoy el equipo azulgrana se sitúa como uno de los grandes favoritos para ganar la Liga de Campeones.

Además, marcha líder en la Liga española y jugará la final de la Copa del Rey ante el Alavés. Lo puede perder todo, pero también podría ganarlo y coronar a Luis Enrique con 11 de 13 títulos posibles en tres años. Pasó del cero al infinito en tres locas semanas.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios