Balonmano l Segunda Nacional

La lógica y la adversidad imperan en Antequera

  • El Gades Asisa lo intenta todo pero encaja una nueva derrota

El Gades Asisa no pudo dar un vuelco a los pronósticos en su visita a Antequera. Como casi siempre, el colista de Segunda Nacional lo intentó con entusiasmo, con ganas y, por momentos, hasta con mucho sentido, pero al final se impuso la lógica de un segundo clasificado que a buen seguro luchará por el ascenso a Primera.

Tras un madrugón importante, no ya por el horario del partido, a mediodía, sino porque los juveniles también jugaban en tierras malagueñas pero a las 10:00 horas, el conjunto gaditano saltó a la pista falto de concentración, frío, y el conjunto local aprovechó esta

situación para adquirir sus primeras ventajas significativas. Para colmo, el arbitraje, una vez más, hizo daño al titular de la Tacita, acostumbrado ya a la diferente vara de medir que utilizan los colegiados con el último clasificado, y facilitó las cosas al Antequera, que se marchó al descanso con una renta ya casi definitiva.

No obstante, en la reanudación la escuadra de Javier Mayo sacó a relucir su orgullo, su casta, y gracias a un parcial favorable de 2-8 volvió a meterse en el encuentro (31-28). Sin embargo, los fallos en el remate y más aún el lastre que supusieron las decisiones arbitrales, como la rigurosa tarjeta roja a Jesús Bernal y dos exclusiones más, cercenaron de raíz cualquier oportunidad de sorpresa, ya de por sí difícil teniendo en cuenta que Alejandro se lesionó durante la contienda y la expedición viajó con las bajas de Néstor, lesionado, y Adán, enfermo.

Sin presiones clasificatorias porque el pescado parece vendido, el Gades Asisa recibirá la próxima semana al Dos Hermanas, un adversario de mitad de tabla, con la ilusión de seguir creciendo, algo que ayer demostraron los juveniles con su inesperado empate en Antequera. Auténtico zarpazo en casa del segundo clasificado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios