Fútbol l Segunda División B

Hay que hacer líquido el dinero

  • El director general del San Fernando, Ángel Serrano, da a conocer la situación económica del equipo, pide ayuda al Ayuntamiento y presenta unos pagarés de Delfín Cañas por un importe de 470.00 euros

Comentarios 1

La esperada rueda de prensa con cita en el día de ayer se convirtió en una multitudinaria reunión, donde asistieron la totalidad de los directivos del San Fernando, la plantilla, que ayer volvió al trabajo, y un importante número de aficionados. Ante ellos, con un cuarto de hora de retraso sobre el horario previsto, compareció Ángel Serrano para dar una explicación de la complicada situación que padece el equipo hace ya cinco meses y medio donde todos los componentes del club, incluidos los trabajadores, están pasando "verdaderas necesidades", adelantó.

Serrano analizó los últimos 72 meses de mandato, con Delfín Cañas a la cabeza, donde se ha cumplido los pagos establecidos y los compromisos, acordándose de manera especial del 31 de julio de hace seis años cuando a las doce de la noche "ingresábamos 42 millones de las antiguas pesetas para que el equipo no descendiese".

El director general del equipo isleño supo reconocer el aguante que ha tenido la plantilla, allí presente, la cual "ha tenido la gallardía de soportar una complicada y dura temporada".

La intención de las últimas reuniones en Madrid, según Serrano, no han sido para buscar los 380.000 euros que hacen falta para liquidar la temporada sino "para garantizar los pagos de la temporada venidera" tanto para los jugadores nuevos, como para los que siguen un año más.

En cuanto a la vía de solución, explicó que "Delfín Cañas aceptó poner, de su patrimonio personal, el dinero que hacía falta" el cual ascendía a esos 380.000 euros nombrados, con un incremento para pequeños gastos de 90.000 euros.

De esta forma, en un sobre que acompañaba al director general estaban los pagarés por valor de la cantidad de 470.000 euros, repartidos en cuatro documentos con un importe de 117.500 euros cada uno.

La imposibilidad de negociar esta alta cantidad de dinero en cada uno de los pagarés ha hecho que se conviertan en "diez pagarés con un importe de 20.000 euros cada uno", con el firme propósito de poder contar lo antes posible con 200.000 euros que comenzarían a paliar los graves problemas económicos que padece la plantilla.

Ahí es cuando entra la mano del Ayuntamiento ya que Serrano dejó claro que "en seis años no hemos pedido nada" y aunque es consciente de que "en el Ayuntamiento se está haciendo lo imposible por ayudarnos, nos es necesario negociar los pagarés y que algunas empresas locales hagan líquido el dinero", señalaba Ángel Serrano.

117.500

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios