Los grandes clubes no ceden a sus jugadores para Pekín

  • El Barça se niega a dejar a Ronaldinho ir con Brasil y el Madrid a Heinze con Argentina

La disputa de los Juegos Olímpicos de Pekín está originando algunos roces entre las figuras del fútbol y sus clubes, que quieren evitar a toda costa que participen en el evento.

Dos de los nombres más convocantes del deporte, el brasileño Ronaldinho y el argentino Lionel Messi, fueron convocados por sus respectivas selecciones para participar de la cita olímpica ante el enfado de la entidad que les paga, el Barcelona. Ronaldinho acaba de ser elegido por el seleccionador Carlos Dunga, pero los azulgranas dejaron claro en un comunicado que el 10 debe estar en España el lunes para regresar a los entrenamientos.

"Los Juegos no constan en el calendario FIFA, ni existe decisión especial al respecto. Por lo tanto, el club no está obligado a ceder a sus jugadores", reza el escrito del club, pero el sudamericano no da el brazo a torcer. "Sólo pienso en conquistar el oro inédito que dejamos escapar en 2000 e ingresar en la historia", enfatizó ayer el crack de 28 años.

Por su parte, Messi fue citado por Sergio Batista para viajar a China, un desafío que el delantero dijo que quiere enfrentar "sí o sí" pese a que en esas fechas el Barcelona debe disputar la previa de la Liga de Campeones.

El torneo olímpico de fútbol está reservado para selecciones sub'23 pero cada equipo tiene la posibilidad de incluir hasta tres jugadores de más de 23 años entre los 18 convocados. El campeonato no figura en el calendario internacional y choca con el comienzo de la temporada europea.

El Real Madrid cedió al brasileño Robinho pero negó al argentino Gabriel Heinze, mientras que el Liverpool accedió finalmente a que Javier Mascherano defendiera la albiceleste y a que el mediocampista Lucas Leiva intente ayudar a Brasil a conseguir el único título importante que no tiene en sus vitrinas.

En Alemania, el Werder Bremen se resiste a los deseos olímpicos de su gran estrella, el brasileño Diego, de 23 años. El Schalke 04 se niega a entregar a Dunga al defensor Rafinha, de 22.

El primer equipo germano en tener una posición taxativa sobre el tema fue el Bayern Múnich, que negó de forma tajante la participación de los centrales Martín Demichelis con la selección argentina y Lucio con la brasileña. El lío promete.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios