Fútbol l Trofeo Paterna de Rivera

Dos goles, cien patadas y diez lanzamientos de penalti

  • El Cádiz B pasa a la final tras empatar con el Puerto Real en un duelo brusco

Comentarios 1

Dos goles y cien patadas que se tradujeron en ocho cartulinas amarillas. Muchas para enmarcar una crónica de un partido veraniego. Muchas.

Cádiz B y Puerto Real no ofrecieron espectáculo en la primera semifinal del Trofeo Paterna de Rivera que se disputa en el Municipal de la localidad gaditana. Al pitido final se llegó con empate a un gol, tantos materializados por Uceda en el minuto 38 para el conjunto verdiblanco y por Vidal en el 81' para los amarillos. Como consecuencia de las tablas, hubo que disputarse una tanda de penaltis para ver quién accedía a la final. Y la final la disputará el equipo de Jesús Casas, que se impuso por 5-4.

Antes de llegar a los lanzamientos desde el punto fatídico fue el Puerto Real quien más hizo sobre el terreno de juego. Al menos hasta que tras el descanso hizo cuatro cambios de una tacada. El conjunto de Antonio Cama tomó la iniciativa y el Cádiz presionaba en busca de salir a la contra. El premio para el Puerto Real llegó en el minuto 38, con el gol de Uceda tras un saque de esquina. Y así se llegó al descanso.

En la reanudación, como si Julio Iglesias se hubiera ido de El Puerto a Paterna, todo siguió igual. El Cádiz B mostró más empaque y se iba hacia adelante en busca de un empate. Pero el juego no era vistoso y continuaban las patadas. Unas tras otras.

Tanto Casas como Cama se mostraron partidarios de aprovechar la cita para hacer probaturas y el filial del Cádiz parecía tener las ideas claras. El empate llegó en el 81', tras un centro desde la derecha. Y de ahí, a los penaltis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios