Del frío al fuego en los Juegos de Corea

Pyeongchang vivió ayer la ceremonia inaugural de los Juegos de Invierno, una cita que, más que nunca, acoge el equilibrio entre el frío invernal y el ardor de la competición: así lo representa la imagen del pebetero en llamas de la derecha. De la tensión a la distensión, el equipo coreano desfiló unido bajo la bandera unificada que representará en varios deportes a los deportistas de dos países en permamente tensión política (arriba). Abajo, el campeón del mundo de snowboard, Lucas Eguibar, portó la enseña española como abanderado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios