La esperanza pasa por Calahorra

  • Atípica El San Fernando pretende olvidar una extraña semana por los problemas de cobro para sacar un resultado positivo en la ida Apoyo Unos 250 aficionados isleños estarán presentes en La Rioja

Comentarios 9

No va más. Llegó la hora de la verdad y ya no sirven las probaturas, porque en las eliminatorias de ascenso no hay tiempo para recuperarse, porque a partir de ahora cada encuentro puede ser fatídico.

Por el momento lo más importante es olvidar lo acaecido durante la semana, los problemas de cobro y las vicisitudes mantenidas, para dar paso al terreno de juego, lugar en el que los jugadores isleños mejor saben hablar.

Y es que a este equipo se le va la vida en la fase determinante y hoy se puede comenzar a fraguar una temporada histórica, la de un ascenso que se busca desde hace ya seis años sin éxito.

Así, Iriondo y los suyos se metieron en el cuerpo 14 horas de viaje en las que el único pensamiento fue el Calahorra, un rival sobre el papel muy inferior a los isleños, pero a partidos de ida y vuelta ningún rival es pequeño y la intención de los azulinos no es otra que la de no complicarse demasiado la primera eliminatoria.

La intención del club isleño es la de rematar la faena en Bahía Sur y para ello debe sacar un resultado positivo de tierras riojanas, aunque lo tendrá que hacer sin su once de gala debido a la lesión de Wicha. Al menos, Iriondo podrá poner un equipo de garantías al recuperarse hombres tan importantes como Galera, Canito o Merino.

De esta forma, y a pesar de que la semana ha sido tremendamente atípica, con el comunicado de la intención de no viajar si no se pagaba el martes y la resolución de los acontecimientos el pasado viernes, Antonio Iriondo pondrá a todo su arsenal en La Planilla, primer obstáculo del cuadro azulino para el ansiado ascenso y en el que contará con el apoyo de unos 250 aficionados.

Raúl Iglesias, a pesar de que Sergio está recuperado de sus problemas en la rodilla, estará bajo los tres palos, mientras que en defensa habrá novedades por la baja de Regino que obligará a poner a Reque en el lateral derecho ya que Galera será central junto a Sergio Bustos. El lateral izquierdo volverá a ser de Antonio Merino que llevaba cinco partidos sin poder jugar pero, aunque se planteó la posibilidad de su baja durante los play-offs se ha recuperado satisfactoriamente.

Porto y Dani Marcos volverán a ser los dos pivotes por delante de la defensa, teniendo el primero la misión de destruir el juego del Calahorra y el segundo de crear el ataque de los isleños. Canito terminará de conformar el trivote con el que juega habitualmente el técnico vasco, mientras que las bandas estarán ocupadas por Iván Guerrero, en el carril derecho y Puli, en el izquierdo. Ambos tendrán claro carácter ofensivos en tierras riojanas. Sergio Berro será el estilete de los azulinos para tan importante partido.

Por su parte, el Calahorra, equipo que el año pasado se quedó en el primer choque de la eliminatoria ante el Peña Sport, jugará igualmente con su once titular en un plantel donde Tito Bengoechea ha dado demasiadas rotaciones desde que comenzó la temporada.

Lo que sí parece seguro, es que el nuevo fichaje, Héctor Nogués, realizado el pasado martes, estará en el once inicial, no en vano su incorporación ha sido precisamente para disputar los partidos de esta eliminatoria. El delantero, que proviene del equipo Sariñena del grupo XVII de Tercera, ha anotado 17 goles en la Liga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios