Natación l Campeonato de Andalucía absoluto de Invierno

Un espejo donde mirarse

  • Adiós en el Ciudad de Cádiz a una cita que consagra a la capital como referente

La 22ª edición del Campeonato de Andalucía de Natación Absoluto de Invierno concluyó ayer en el Ciudad de Cádiz con una última jornada de nuevo exitosa para la representación gaditana y que sirvió como extraordinaria despedida de una cita que ha vuelto a poner de manifiesto la capacidad organizativa de la capital, auténtico referente no sólo regional sino nacional desde hace tiempo.

Lejanos ya los años en los que las únicas alegrías de la natación provincial las proporcionaban jóvenes del Campo de Gibraltar, el CN Cádiz se ha consagrado en este Andaluz como un club a tener muy en cuenta porque no vive del pasado sino que sabe proyectar su trabajo pensando en el futuro. Disfrutó durante varias temporadas de los logros cosechados por la jerezana Conchi Badillo y después lo hizo también con los de una creación propia como es el caso de Cristina Martínez Doñoro. Y ha sabido sobreponerse a la marcha de ambas al Vista Alegre de Córdoba, primero confirmando a Eloy Sánchez como su mayor talento y luego apostando por una cantera que responde cuando detrás hay monitores sobradamente capacitados y no siempre reconocidos, una brillante labor que ha surtido efecto en el caso de Pablo Martínez Mármol, la última joya de la natación gaditana.

Cuatro nombres propios y 11 medallas. Las últimas cuatro, ayer en la jornada de clausura. Eloy rubricó en el 50 espalda, con récord del campeonato incluido (26.70), su grandísima actuación con un tercer oro que no deja duda sobre su supremacía en el estilo, ya que anteriormente había conquistado el título en las distancias de 200 y 100 metros.

También Cristina obtuvo una merecida recompensa a su tesón. Se había colgado la plata en los 200 y 100 espalda, y esta vez no se le resistió el oro en los 50 (31.16).

Por su parte, Conchi, que del oro del viernes en los 50 braza pasó al bronce del sábado en los 200, subió al único peldaño del podio que le quedaba por visitar, con su plata en los 100 (1:15.46).

Por último, Pablo puso la guinda a su inesperada explosión, tras el éxtasis del viernes con su oro en los 1.500 libre, y conquistó ayer el bronce en los 800 (8:44.15).

Tuvieron sabor gaditano, igualmente, los oros del Vista Alegre en el 4x50 y 4x100 estilos por la presencia de Conchi y Cristina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios