Los españoles, entre diplomas y decepciones

  • Josephine Onyia, una de las esperanzas de podio, es eliminada en los 100 vallas

Luis Felipe Meliz no pudo emular a otro atleta nacido en Cuba, Joan Lino Martínez, que en Atenas 2004, y en la misma prueba, dio a España una de las dos medallas en atletismo, la de bronce, y hubo de conformarse con el diploma asociado a su séptimo puesto con un mejor salto de 8,07 en la última ronda.

En su segundo salto, el campeón de España, que había saltado este año 8,15, se alargó hasta los 8,02 metros, que le daban momentáneamente el cuarto puesto y le aseguraban, prácticamente, la mejora. Dos nulos y un salto de 7,98 en el quinto turno dejaron a Meliz séptimo a falta de la ronda decisiva. Para aspirar al bronce había de saltar al menos 8,19. Se quedó en 8.07.

Josephine Onyia tampoco podrá emular a su amiga y también ex nigeriana Glory Alozie en la final de 100 metros vallas, tras quedar eliminada en la penúltima ronda con un quinto puesto y una marca de 12.86. Sólo pasaban las cuatro primeras, sin posibilidad de repesca por tiempos. Onyia se quedó a cuatro centésimas.

El domingo, la vallista se había clasificado para las semifinales ganando su serie con un tiempo de 12.68. Onyia ha ganado este año dos reuniones de la Liga de Oro, Berlín y Oslo, y en la primera de ellas estableció, el 1 de junio pasado, su récord de España (12.50).

Por el contrario, Jackson Quiñónez avanzó a la segunda ronda de 110 metros vallas con un tiempo de 13.41 que le dio el segundo puesto en la segunda serie tras el estadounidense David Oliver, vencedor en 13.30 segundos. Los cuatro primeros de cada serie y ocho más por tiempos pasaban a la segunda ronda, que se disputará hoy. Quiñónez aspira a ser finalista e incluso al bronce tras las retiradas del chino Liu Xiang y el estadounidense Terrence Trammel.

Ángel David Rodríguez, el atleta español más rápido de la historia (10.14), se clasificó por la mañana para la segunda ronda de 200 metros gracias a un tiempo de 20.87 que le dio el cuarto puesto en la serie cuatro y una de las ocho plazas de acceso en la repesca, y por la tarde se despidió de la prueba al terminar octavo con 20.96.

Berta Castells no pudo superar en Pekín la calificación de martillo al quedarse en una marca de 62,44, decimonovena del grupo B.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios