La dualidad del fútbol alemán

  • Mientras que la Bundesliga se hunde en el ranking FIFA, la 'Mannschaft' arrasa y vive su mejor momento

  • Sólo el Bayern logró avanzar de ronda en las competiciones europeas

La dualidad del fútbol alemán La dualidad del fútbol alemán

La dualidad del fútbol alemán

No hace tanto tiempo, la Bundesliga competía por ser la mejor de Europa. En la actualidad, varios rankings la sitúan incluso por detrás del campeonato nacional de Chipre. La caída en desgracia de la Liga germana no constituye una gran sorpresa y se refleja con fidelidad en una clasificación elaborada por la UEFA, en la que ocupa el puesto número nueve.

¿Qué ha pasado? La explicación parece sencilla, basta con revisar estadísticas y tablas de resultados. Para muestra, un botón: esta temporada, por ejemplo, tan sólo el multicampeón Bayern Múnich opta a conquistar la Liga de Campeones europea.

El Borussia Dortmund y el Leipzig se despidieron de forma prematura de la competición y a ello se suma además la nula representación en la Liga Europa después de que los modestos Hoffenheim, Hertha Berlín y Colonia no lograran llegar a la fase de eliminatorias y el Friburgo cayera ya en la fase de clasificación.

Por primera vez, ningún equipo alemán superó la fase de grupos de la Europa League. Es más, el Hoffenheim y el Hertha Berlín tuvieron el dudoso honor de convertirse en los primeros clubes de la Bundesliga en languidecer en el fondo de uno de los grupos.

El calamitoso balance refleja que de 40 partidos disputados por conjuntos alemanes en Europa durante esta temporada, tan sólo 11 de ellos terminaron con una victoria germana mientras que 21 se resolvieron con derrotas.

Cinco de los triunfos cosechados llevaron la firma del Bayern, un club al que, sin embargo, no le tembló el pulso para despedir a Carlo Ancelotti como técnico después de que el conjunto perdiese por 3-0 ante el Paris Saint-Germain.

Otro dato: en el coeficiente de la UEFA, recientemente publicado, Alemania figuraba con un total de 6.000 puntos, muy alejado del triunvirato de reyes que dominan las competiciones europeas: Inglaterra, con 12.214 puntos; España, con 11.000; e Italia, con 10.833. Una posición que sitúa a la Bundesliga incluso por detrás de países como Rusia, Francia, Chipre, Portugal y Austria.

La mala racha de Alemania en competiciones europeas contrasta con los éxitos que cosechaba en años recientes, sin ir más lejos en 2013, año en que la final de la Champions League en Wembley fue disputada por el Bayern y el Borussia Dortmund.

"Es una debacle", señaló el diario deportivo Sport Bild en relación al bajo rendimiento de los clubes alemanes en Europa. "Solo el Bayern Múnich ha evitado la vergüenza total", indicó por su parte el portal Sport1.

Desde la revista Kicker, la biblia del balompié en Alemania, entienden que la penosa situación que afecta al fútbol alemán no es "una cuestión de dinero".

Joachim Löw, el seleccionador nacional, atribuye el problema a los numerosos cambios que hicieron los equipos para afrontar dos competencias. "Algunos equipos rotaron mucho en esos partidos internacionales. Entonces debes aceptar que puedes quedarte eliminado en Europa porque los otros clubes, sin importar de dónde vengan, luchan para llegar a la segunda ronda o a los octavos de final".

Con excepción del Bayern Múnich, todos los clubes alemanes sufren, mientras que, paradójicamente, la selección nacional vive uno de sus momentos de mayor esplendor de la época contemporánea.

El combinado dirigido por Löw no sólo ostenta el título de campeón del mundo y de la Copa Confederaciones, sino que selló su boleto para la cita mundialista de Rusia de 2018 con un pleno de victorias.

En todo 2017, el vigente campeón del mundo se mantuvo invicto y no pierde un encuentro desde el pasado mes de julio del año 2016, cuando perdió (2-0) ante Francia en las semifinales de la Eurocopa. Y durante todo el año ganó todos sus encuentros de competiciones oficiales, salvo un empate (1-1) ante Chile en la fase de grupos de la Copa Confederaciones.

Con estas credenciales, la Mannschaft figura como una de las selecciones favoritas a escala global, como un equipo capaz de hacer vibrar a un país que no le que queda otra que conformarse con la decepción en los campeonatos europeos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios