"El domingo jugamos nuestra primera final"

  • Rivas cree que se puede volver a soñar con el ascenso si se despide con buenos números el 2007

Quién sabe si a Diego Rivas le han robado alguna vez el mes de abril, pero lo que no le han robado a día de hoy es la ilusión. El ex jugador de la Real Sociedad no pudo jugar en Gijón y asistió de lejos al robo de Del Cerro Grande en El Molinón que vino a minar la trayectoria de un Cádiz que desde que cayó en manos de Antonio Calderón ha experimentado una notable mejoría: lo afirman propios y extraños. "He visto poco, lo que dan los resúmenes, y no puedo valorar mucho, pero sí creo que el arbitraje condicionó el resultado", resumió ayer el centrocampista del Cádiz sobre lo ocurrido el pasado domingo.

Rivas es de los que prefiere mirar al frente, algo avalado por su experiencia, y tras dejar atrás unas molestias físicas ya se encuentra en plenas facultades para volver a ser pieza fundamental del Submarino Amarillo: "El míster me ha preguntado que cómo estoy, pero no me ha dicho nada sobre si voy a jugar o no. Hay muchas competencia, todos entrenamos para jugar, y hasta el día del partido no se sabrá nada. Todos tenemos el deseo de saltar al campo y a mí me encantaría volver al equipo para sentir que se sigue confiando en mi trabajo".

Si de mirar al frente se trata, Rivas lanza su mirada hasta Navidad: "Tenemos que comenzar ganado el domingo al Ferrol, va a ser la primera de las cuatro finales que nos esperan hasta las vacaciones. Si ellos vienen con el autobús, pues habrá que jugar con paciencia para abrir la lata. Vendrán a hacer su partido y nosotros debemos hacer el nuestro".

El de Ciudad Real, que cree que al Cádiz se le da "mejor jugar contra equipos de arriba", tuvo tiempo ayer de valorar el trabajo del míster. "Desde el partido contra el Elche, el Cádiz está cambiando la imagen. Calderón ha encontrado el equilibrio y estamos en el buen camino, ya que primero logramos el orden defensivo y cada vez nos cuesta menos llegar a la portería rival y crear ocasiones de gol. El entrenador nos pide que no cometamos errores, porque un error cuesta un gol, por eso no podemos ni pestañear ni perder la concentración", matizó Rivas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios