Fútbol

"Aún lo estoy disfrutando"

  • Juanito relata sus vivencias como campeón de Europa, explica los pormenores de un grupo que ha pasado a la historia y lamenta el descenso del Cádiz a Segunda B

Comentarios 5

Todavía está media España pellizcándose. Sí, no ha sido un sueño, somos campeones de Europa. La selección nacional ha conseguido, por fin, que el aficionado medio se sienta orgulloso de su equipo e incluso el que nunca se enganchaba a una cita futbolera de ese nivel ha terminado con la cara roja y gualda. Cádiz ha estado representado a través de Juanito, un futbolista al que la entidad amarilla sólo le permitió jugar nueve minutos en un partido contra el Utrera, allá por el mes de noviembre de 1995. El fútbol es así.

Desde que el combinado de Aragonés diera por finalizados los actos de celebración, el futbolista del Betis ha estado descansando entre Cádiz y Sanlúcar con su esposa y su hijo. Viene de camino el segundo vástago de la familia, al que se espera para agosto, y no se moverá mucho de la provincia gaditana. Recibe felicitaciones por doquier y se le nota profundamente feliz por haber participado en un hito histórico, algo que podrá contar a sus nietos algún día. ¿Pasarán otros 44 años hasta que se repita algo similar? Esperemos que no...

A toro pasado resulta que eran muchos los que veían venir el éxito de Viena. Que si había muy buenos jugadores, que si ya tocaba... Lugares comunes que se han hecho realidad para regocijo de la mayoría, Juanito incluido. "Todavía estoy disfrutando de todo lo que ha pasado, se me han quedado grabados en la cabeza muchos momentos especiales. Y para lo que no nos acordemos, la Federación nos va a mandar fotos y vídeos de los partidos. Esto hay que guardarlo para siempre", admite el zaguero.

Desde dentro se piensa lo mismo que desde fuera: la clave de todo estuvo en la tanda de penaltis que encumbró a Casillas y a Cesc. Si no llega a pasar lo que pasó, otra ración de sueños rotos. "El momento decisivo fue el de los penaltis contra Italia. Si no llegamos a pasar, se habría dicho lo mismo de siempre. Por una vez tuvimos suerte y a partir de ahí siempre nos sentimos favoritos", reconoce el gaditano. ¿Se puede jugar mejor, por cierto? "No es fácil recordar una selección que lo haga hecho tan bonito, la verdad. Estamos acostumbrados a ver ganar a selecciones ultradefensivas, como Italia en el Mundial de Alemania, o Grecia en la pasada Eurocopa, y ahora se ha demostrado que con buen fútbol también se puede ganar. Pero no creo que esto vaya a marcar un estilo porque España siempre ha intentado hacer algo jugando así y hasta ahora no lo había conseguido".

Tiene curiosidad el personal por saber algo de Luis Aragonés, ese ogro del que tan bien hablan los que mejor lo conocen. ¿Cómo es en las distancias cortas? "Muchas veces se le tacha de antipático, pero tiene una doble cara. Con los jugadores siempre está risueño, es dialogante y nos reimos mucho con él porque tiene muy buenos puntos". En su haber hay que apuntar el mérito de haber conformado un grupo donde todos se han sentido importantes, jugaran o no. Juanito sólo pudo disfrutar de minutos ante Grecia, pero afirma que "todos nos hemos sentido muy integrados en todo momento. Excepto Palop, todos los demás hemos tenido la sierte de jugar algún minuto, pero éramos una piña y no había titulares y suplentes. Tuve el gusanillo de haber podido entrar contra Italia y contra Alemania porque estuve calentando, pero no pudo ser. Habría sido el colofón, pero no pasa nada".

Sin entrar en polémicas, hay que hacer constar que, por el momento, al móvil de Juanito no ha llegado ninguna llamada del Ayuntamiento de la ciudad ni de la Diputación para felicitarle por el éxito. Manuel Chaves sí le dio la enhorabuena telefónicamente, como ha hecho también en los casos de Marchena, Güiza y Sergio Ramos, los otros andaluces del equipo.

Ahora todo son parabienes, pero hace algunos meses las cosas eran muy diferentes. El interminable debate sobre Raúl, el carácter de Luis y algunos malos resultados crearon un ambiente irrespirable alrededor del equipo nacional. De eso no se olvida el central verdiblanco: "Después del Mundial recibimos muchos palos. Perdimos un partido en Irlanda del Norte con el que no contábamos y después caímos ante Suecia en un partido en el que jugamos bastante bien. Eso nos hizo mucho daño, pero después ganamos a Argentina en un amistoso y terminamos firmando una fase de clasificación casi inmaculada. Lo de Raúl ha sido motivo de debate hasta poco antes de empezar la Eurocopa. Luis lo tenía claro desde el principio porque, aunque estaba haciendo una buena temporada con el Madrid, confiaba en Villa y en Torres y pensaba que Raúl es un jugador que está acostumbrado a ser titular. No digo que fuera a causar mal ambiente en el vestuario porque me consta que se lleva muy bien con todos los compañeros y que como capitán es ejemplar".

Ahora el objetivo es Sudáfrica 2010 porque ya nada es imposible. ¿Podremos? Juanito cumplirá en pocos días 32 años y ve complicado estar en África, pero quién sabe... "Soy de los más veteranos del equipo, junto con Senna. Hay gente muy importante con 20 ó 21 años y eso es señal de que hay equipo para rato. Por la posición en la que juego, creo que me quedan unos cuantos años a un buen nivel, pero va a estar complicado estar en el Mundial".

Un día después del triunfo ante Suecia en la Eurocopa el Cádiz empataba en Alicante y descendía a Segunda B, aunque todavía eso está por ver. El gaditano lo sintió, claro, viviéndolo en la distancia junto a Férez: "Pasamos un momento bastante duro cuando Ángel y yo nos enteramos en el hotel de concentración que el Cádiz había bajado a Segunda B. Era impensable hace algunos meses que esto pasara, pero ahora hay que estar con el equipo más que nunca. Le deseo mucha suerte con el recurso, aunque me temo que va a estar complicado porque la única solución parece estar en meter a 23 equipos en la categoría. Ojalá lo consiga".

A él le queda un año de contrato en el Betis y le gustaría renovar, pero tampoco cierra las puertas a una salida. Aviso a navegantes. "En el Betis estoy contento, me queda un año y querría cumplirlo, pero tampoco cierro las puertas a una posible salida. Vamos a ver si el club me ofrece renovar o si llega alguna oferta. Allí me siento muy cómodo, pero nunca se sabe lo que puede pasar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios