Más difícil todavía para el Algeciras tras caer en Baza

La ilusión y el esfuerzo no fueron suficientes para que el Algeciras de la juventud y la ilusión iniciará en Baza el camino de la esperanza hacia una salvación que cada vez se hace más imposible. La voluntad, por desgracia, no proporciona puntos. El equipo de la juventud y el tesón dejó buena impresión durante el primer cuarto de hora de partido, pero fue desapareciendo con el paso del tiempo para beneficio del conjunto local, que tuvo el control del balón durante buena parte del tiempo. Es la realidad de un conjunto cuya única esperanza es aferrarse a los milagros que a veces se producen en el fútbol para lograr la permanencia en el grupo IV.

Así las cosas, la mala suerte y la sensacional actuación del guardameta Ezequiel, que debutó debido a la baja por gripe de Félix tras fichar el pasado miércoles, impidieron al Baza acabar la primera parte con dos o tres goles a su favor. El Algeciras sólo tiró a puerta con peligro en el minuto 16, pero el chut de May fue recogido sin problemas por el guardameta Relaño. En la segunda mitad el Baza ganó en seguridad y tuvo más presencia a la hora de buscar la portería adversaria y, cuando más espeso se mostraban los granadinos, se encontró las cosas de cara tras la expulsión por doble cartulina amarilla de Belencoso en el minuto 60.

El preparador algecirista reordenó su equipo y dio entrada a Jorge para buscar la victoria con más presencia en ataque, pero el conjunto albirrojo tiró por tierra todo el trabajo cuando Martins transformó en el minuto 70 un lanzamiento de falta en el que la barrera se abrió. El encuentro acabó para el Algeciras en ese instante. El gol fue un palo duro para los de José Luis Montes, que, volcados en busca del empate, encajaron el segundo gol en el 78.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios