A un difícil paso de igualar con el Atlético

  • El Cádiz sumará hoy su octavo entorchado si vence al Sevilla en la final · Los amarillos se pondrían a la misma altura que el equipo con más presencias en el palmarés del torneo

Comentarios 5

El Trofeo de los trofeos va unido al gafe de los gafes. Hay una leyenda con entrada libre al mundo de la realidad que reza que aquel equipo que levanta la copa más grande en el Carranza acaba conociendo la resaca del infierno: tarde o temprano. El Cádiz conquistó su último entorchado hace dos años, tras compartir cartel con Villarreal, equipo al que eliminó en la primera de las semifinales, Betis, verdugo de los amarillos en la final, y Real Madrid. Pues bien, desde entonces hasta a ayer mismo, mejor ni hablar...

A pesar de los pesares, el equipo que esta temporada entrena y dirige el navarro Javier Gracia no está por la labor de regatear una alegría. ¿Regatear alegrías? Eso, para otros... El submarino amarillo tiene ante sí además una oportunidad histórica: sumar su octavo entorchado e igualar así con el Atlético de Madrid al frente de la lista de ganadores del más que clásico torneo gaditano. La victoria supondría, además, abrir brecha con el tercer clasificado, un Real Madrid que suma seis triunfos y que no sabe lo que es ser el rey del Trofeo de los trofeos desde el año del Mundial en España, 1982.

El Sevilla, que lograría su quinto éxito estival en el Ramón de Carranza, se presenta, por sus huellas en los últimos tiempos, como un obstáculo gigantesco para el objetivo del Cádiz de conseguir ese octavo Trofeo Carranza. Una victoria en este 2008 pasaría a los anales de la historia junto a las ediciones de los años 1981, 1983, 1985, 1986, 1993, 1994 y el ya reseñado del reciente 2006. No es poco botín. Y más, con las cámaras de La Sexta como testigos directos del envite. Unas cámaras que llevarán las imágenes a todos los rincones de España, incluidos los que dan cobijo al descanso de los hombres que se encargan de impartir justicia en el CEDD.

Para tratar de ganarse aún más la confianza de la afición, Javier Gracia, que desde un primer momento apuntó a que su equipo tenía el deber y el derecho de luchar por llegar a lo más alto, podrá contar con todos sus jugadores. La plantilla cadista es amplia y sobrepasa los 20 futbolistas que debe citar el técnico navarro. Gracia no puede convocar a más de dos decenas de jugadores, por lo que alguno que otro tendrá que quedarse sin vestir de corto. Uno de los disponibles es Juanma, que el pasado jueves, en la primera semifinal del Trofeo ante el Athletic de Bilbao, se llevó un codazo que le obligó a recibir hasta cinco puntos de sutura entre una ceja y un ojo. El cuerpo médico amarillo, tras el entrenamiento de ayer, dio el visto bueno para que el jugador pueda ser alineado y será misión del técnico decidir si el extremo izquierdo es o no de la partida ante el conjunto sevillista. Aunque viendo la gresca que se lió ayer en la segunda semifinal...

Es de esperar que Javi Gracia siga haciendo probaturas, pero el once titular va cogiendo forma. Casilla demostró en la semifinal que pese a su juventud tiene madera de muy buen portero. Por delante, la zaga ya es casi un seguro de vida que esta noche se pondrá a prueba ante un peligroso arsenal. Falta algo de creación, pero este Cádiz usa las bandas y ya empiezan a valorarse las acciones de Juanma y de López Silva, sin olvidar a Enrique y Acuña, cuya velocidad parece que será una de las apuestas de Javier Gracia para acabar creando peligro en el área. Arriba, Rubiato y Manu Barreiro han dejado goles y buenas sensaciones. Y entre líneas, Fran Cortés, mientras la respiración le aguante, será la varita mágica.

Antes de entrar en la realidad, puede escribirse una leyenda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios