cádiz c.f.

"Me desespero, tengo ganas de estar bien"

  • Parri reconoce que no rindió a la altura esperada el sábado y que se siente obsesionado "por hacer un buen partido"

Comentarios 1

Parri fue la cara menos amable del partido del pasado sábado. Su rendimiento estuvo de nuevo lejos de lo que cabe esperar de él. Pero el ex jugador del Albacete no se esconde ni oculta lo que pudieron ver los que presenciaron el encuentro. Sigue mirando al frente entre lamentos y gestos de desesperación porque no le sale nada, al tiempo que mantiene la esperanza de hacer, por fin, un partido completo y acorde a sus condiciones.

El futbolista exteriorizó ayer con claridad sus sentimientos, sabedor de que las principales críticas del respetable fueron hacia su juego. "No acabé contento. Sé que en el primer tiempo el equipo no estuvo bien y que yo, a nivel personal, no hice un buen partido. Y eso que tenía ganas, sobre todo por ser en casa", se lamentó. Descartando que la posición en la que le tocó jugar fuera la responsable de su discreta actuación, Parri insiste en que falló él: "No es la primera vez que jugaba en la izquierda, pero eso no fue primordial. No estuve acertado y no me salía nada". Precisamente el retorno de Gustavo López, tras sanción, le podría llevar al doble pivote si Calderón mantiene a Natalio en la media punta. Parri lo entiende de esa manera y muestra su preferencia: "Ahora la banda izquierda queda cubierta y si el míster lo cree bien, a mí, a título personal y siendo egoísta, me gustaría".

La llegada de refuerzos para la zona atacante en el mercado de invierno aumenta la competencia en la plantilla, lo que afecta a Parri, que se aferra al discurso del entrenador: "Calderón nos pide que entrenemos a tope y que estemos preparados. Ha llegado gente nueva y ahora es más complicado hacer la convocatoria", explicó. Asimismo, se mojó para afirmar que le gusta actuar con dos delanteros: "Jugar con dos por delante me da más opciones porque tienes más salida".

Regresando a su particular cruzada para ser el futbolista determinante que todos esperan desde el pasado verano, Parri reiteró su deseo de agradar cuanto antes. "Tengo ganas de hacer un buen partido. Es verdad que ya llevo mucha temporada para estar hablando de esto, aunque sólo me queda seguir trabajando", a la espera de que cambie su suerte. "Me desespero porque tengo ganas de estar bien", añadió.

Parri está convencido que a esta altura de campaña lo suyo ya no es un problema físico. "Me encuentro bien y últimamente estaba a gusto. Ahora hay que levantarse y seguir trabajando para continuar aportando. Hasta la semana pasada me quedé un rato ensayando los lanzamientos de falta, ya que son jugadas que en otras ocasiones han dado puntos. A ver si cambia la racha y empiezan a entrar", puntualizó.

Pensando en la cita liguera que llevará a su equipo al estadio el Helmántico, no dudó en otorgar al próximo encuentro la relevancia que tiene. "El partido en Salamanca es muy importante tras no sumar la victoria en las tres últimas jornadas. Una derrota nos vendría mal porque nos alejaría de la zona alta", concluyó Parri.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios