Hércules | cádiz · LA Prórroga

"El descenso es injusto, pero real"

  • Desconsuelo Un Julián Rubio abatido lamenta que "el destino ha sido muy cruel con el Cádiz en esta campaña"

Comentarios 8

Julián Rubio avanza por el pasillo que da acceso a la sala de prensa del estadio Rico Pérez con la mirada baja y el rostro descompuesto. Se pasa la mano por la cabellera en el corto trayecto. Las lágrimas no le resbalan por las mejillas, pero están presentes en sus ojos. El técnico del Cádiz toma asiento, apenas se va a dirigir a los medios durante dos minutos. No hay fuerzas ni ganas para ello, pero ahí va. Se hace el silencio en la sala. Traga saliva, pero las palabras se quedan a medio camino, se le atragantan. Respira hondo y, por fin, responde a la primera pregunta. "¿Un final cruel? No se puede decir mejor de otra forma. El destino ha sido muy cruel con el Cádiz. Hicimos un gran partido, tuvimos muchas ocasiones para ganar y ese penalti al final… pero… -niega con la cabeza-. Lo que ha ocurrido es inmerecido, pero real. Sólo nos queda pedir perdón al cadismo y a todo la ciudad porque no se merecen esto", exponía Julián Rubio. "Ahora mismo -proseguía- no hay consuelo posible de ningún tipo. Nadie que sienta al Cádiz puede encontrar consuelo después de esto, y muchos menos ahora. No hemos hecho méritos para bajar, pero…".

Como es lógico, el aspecto del vestuario amarillo al final del encuentro era desolador y el técnico así lo hacía sentir a los medios: "¿Qué se les puede decir a los jugadores en este momento? ¿Qué les puedo decir yo a ellos… o a los dirigentes? Nada. Ahora reina el desánimo, desánimo por uno mismo, por supuesto, y por todo lo que te rodea. Nunca, en mis 17 años como jugador y en 25 como entrenador he vivido algo parecido a esto. No hay manera de remediar nada, sólo esperar a que pasen los días e ir asumiéndolo para coger fuerzas y luchar por el ascenso la próxima temporada".

Afirmar que el Cádiz ha descendido en Alicante no es justo. El descenso es fruto de una trayectoria y no del empate ante el Hércules, ni siquiera de los resultados que se han dado en otros campos. Pero Julián Rubio prefería no entrar en análisis de este tipo y explicaba que "éste es un momento muy delicado para mirar atrás y tratar de buscar las causas de los que ha ocurrido, y aún menos de echar las culpas a nadie". Ahí concluía la rueda de prensa del técnico, que, posteriormente, antes de subirse al autobús, lamentaba "el gol anulado a Dani en la primer mitad y la cantidad de ocasiones, hasta ocho, desaprovechadas", finalizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios