La crisis del Levante no afectará a los descensos

  • El club levantino no bajará por problemas económicos y el puesto 19º sigue amenazando

La delicada situación económica del Levante ha provocado que se comente que podría influir en los descensos de Segunda A a Segunda B. El conjunto valenciano ya está en la categoría de plata por su descenso deportivo, pero si al 30 de junio no se pone al día con sus jugadores, descendería dos categorías más y eso conllevaría que sólo serían tres y no cuatro los equipos que bajaran a Segunda B. Ha sido la comidilla entre los clubes que están cerca del puesto 19º, que no conllevaría el castigo del descenso en eso, pero todo apunta a que hay respaldo económico para que eso no se produzca.

La deuda global del Levante ronda los 60 millones, según el grupo de inversores liderados por Antonio Blasco, ex directivo del Elche y el Levante y actual consejero delegado del Castellón, que pretende entrar en el club. Su previsión es pagar a los futbolistas con una ampliación de capital de la sociedad. A continuación vendería el estadio Ciutat de Valencia, cuya recalificación ha sido prometida por el Ayuntamiento: 80.000 metros cuadrados a 1.200 euros cada uno. Así obtendría casi 100 millones, de los que se descontarían 40 para comprar los terrenos y construir un nuevo campo.

Pedro Villarroel, poseedor del veinte por ciento de las acciones del club, quiere recuperar el dinero puesto antes de vender, pero lo más normal es que termine haciéndolo y que no se produzco un descenso administrativo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios