fútbol liga santander

Un compromiso de calado

  • El Real Madrid visita el feudo de un Betis que sueña con Europa

Asensio, ayer en Valdebebas, puede ser una de las novedades tras liderar la remontada ante el PSG. Asensio, ayer en Valdebebas, puede ser una de las novedades tras liderar la remontada ante el PSG.

Asensio, ayer en Valdebebas, puede ser una de las novedades tras liderar la remontada ante el PSG. / mariscal / efe

El Real Madrid rebaja la euforia de recuperar buenas sensaciones en un duelo decisivo en su temporada ante el PSG para volver a centrarse en una Liga repleta de irregularidad, regresando en el Benito Villamarín a su realidad ante un Betis en buena línea tras dos victorias. El desgaste realizado para remontar al cuadro parisino en la Liga de Campeones, más el esguince de rodilla de Kroos, provoca cambios e invita a regresar a las rotaciones a Zidane y a premiar a los jugadores que mejor momento atraviesan. En cabeza Cristiano Ronaldo, de nuevo decisivo con sus goles tras marcar nueve tantos en sus cinco últimos partidos, con la mejoría de Marcelo siendo crucial en el resurgir madridista y jugadores de la segunda unidad como Marco Asensio y Lucas Vázquez que piden paso. En el caso opuesto se encuentra Benzema. Su titularidad comienza a ser indefendible por Zidane, que debe decidir si agarrarse a la estadística que muestra que el francés marcó en sus tres últimas visitas al Villamarín o centrarse en el presente, mirando lo deportivo, y sentarlo en el banquillo.

Es segura la vuelta al once de Bale tras su suplencia ante el PSG y Zidane debe decidir si mantiene su tridente ofensivo (Bale, Benzema y Cristiano) o demuestra por segundo partido seguido que ya no es intocable. Vuelve Carvajal al lateral derecho, ausente por sanción en Champions, y de centro del campo hacia adelante todo es posible. La opción de mantener el 1-4-4-2 con Lucas Vázquez y Asensio en las bandas como en la goleada a la Real Sociedad es una de las bazas con mayor fuerza.

Enfrente, el Betis afronta el duelo con ilusión y el reto de dar continuidad a su gran progresión, todavía con altibajos, en esta temporada para refrendar su salto de calidad ante todo un Madrid, al que ya ganó 0-1 en la primera vuelta en el Bernabéu con gol de Sanabria, ahora lesionado. Entonces supuso una gran sorpresa la determinación que mostró en ese escenario el conjunto de Setién y ahora, con el equipo más amoldado al juego de toque, ataques verticales y ciertos riesgos atrás que propugna el cántabro, los béticos sueñan con otro marcador positivo. Los verdiblancos son novenos, con 33 puntos, tras ganar el viernes el Girona al Leganés, a sólo cuatro de la zona europea después del triunfo de su eterno rival, el Sevilla, en Las Palmas, y tienen claro que deben de hacer su mejor partido, tanto en defensa como en ataque, para tumbar al potente equipo madridista y alimentar su reto de volver a Europa al final de esta campaña. Para ello, la seriedad y solidez en defensa debe de ser máxima, tanto como el acierto arriba, para seguir creciendo y encadenar tres victorias que le mantendrían muy cerca de los puestos europeos. Setién, que sigue sin poder contar por lesión con Feddal y los atacantes Sanabria y Campbell, es optimista y ve "posibilidades reales" de éxito.

Así, es probable que repita su nuevo sistema de tres centrales y dos carrilleros. Para el derecho recupera a Barragán, ya cumplida su sanción, pero podría dar continuidad al joven Francis por su gran rendimiento y optar en el izquierdo por Durmisi, en vez de otro canterano, Júnior, tras su buen debut en La Coruña. También podría apostar por el regreso de Tello, en lugar de Boudebouz, y volver a confiar el ataque a Loren, autor de tres goles en los dos últimos partidos (2-1 al Villarreal y 0-1 al Deportivo) que le han dado seis puntos al Betis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios