Una 'columna vertebral' con fecha de caducidad

  • Aún no ha habido renovaciones y Contreras, Rivas, Natalio y Bangoura se marcharán en junio

Comentarios 10

Mucho jugador cedido y las renovaciones al margen. Parece que el Cádiz pretende vivir al día sin mirar a un futuro que pronto se hará presente, cuando menos se espere. El equipo amarillo va a vivir con su plantilla actual hasta el mes de junio y entonces se dará cuenta de que la columna vertebral que desea Antonio Calderón para apoyar sus teorías futbolísticas en la segunda vuelta va a desaparecer del mapa de un día para otro.

Un portero, el medio centro llamado a poner orden tanto defensivo como constructivo, un mediapunta y un delantero titulares. Contreras, Diego Rivas, Natalio y Bangoura harán las maletas cuando finalice la presente campaña y sólo se llevarán de Cádiz la palabra recuerdo. A ellos, hay que sumar los también cedidos Gonzalo Vicente, único recambio natural de Raúl López, y Dani, delantero titular hasta la llegada del guineano Bangoura.

Las opciones de compra se antojan bastantes complicadas de verse ejercidas en la acción por lo visto sobre el terreno de juego y mientras, el jugador más regular del equipo después de Koke Contreras y un fijo en las alineaciones de Antonio Calderón, el polivalente César Caneda, se da de bruces con el club cada vez que habla de renovar su contrato. Se siembra mal en Cádiz, donde parece que no se sabe que comenzar a hacer algo es tener hecho prácticamente la mitad.

De cedidos ya saben los cadistas bastante. El mejor jugador la temporada pasada, Pablo Hernández, llegó para dejar su sello y marcharse al acabar la temporada al Getafe, donde está brillando a un nivel que puede haber sorprendido a mucho futbolero, pero a ningún gaditano.

Cuando finalice la temporada y club y cuerpo técnico se sienten para planificar el nuevo curso, volverá a echarse de menos a los que más brillaron finalmente, pero eso es lo que ocurre cuando se depende de chispas puntuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios