fútbol liga de campeones

El clásico de nunca acabar

  • Bayern Múnich y Real Madrid vuelven a cruzarse en una semifinal en busca de un billete para Kiev

  • La Roma sueña con alargar su épica frente al Liverpool tras eliminar al Barça

El embajador de la final de la Liga de Campeones, Andriy Shevchenko, muestra la papeleta del Madrid. El embajador de la final de la Liga de Campeones, Andriy Shevchenko, muestra la papeleta del Madrid.

El embajador de la final de la Liga de Campeones, Andriy Shevchenko, muestra la papeleta del Madrid. / Jean-christophe Bott / efe

El sorteo de las semifinales de la Champions deparó un nuevo enfrentamiento entre Real Madrid y Bayern Múnich, el clásico europeo de nunca acabar y que llega esta vez con algunas heridas abiertas. El Liverpool y la Roma jugarán la otra semifinal, pero su cartel no puede competir, al menos de inicio, con el enésimo duelo entre dos de los equipos con más títulos e historia del fútbol mundial.

Cinco veces campeón de Europa, el Bayern recibirá al Madrid el 25 de abril y la eliminatoria viajará después al Santiago Bernabéu, donde se decidirá el 1 de mayo quién pasará a la final del 26 de mayo en el Olímpico de Kiev. El Madrid-Bayern es el choque más repetido en la historia de las competiciones continentales. Se midieron en 24 ocasiones, con 11 victorias para cada uno y dos empates. Los dos últimas cruces, en 2014 y 2017, cayeron del lado blanco. "Es una eliminatoria explosiva, un partido entre gigantes", comentó Jupp Heynckes tras el sorteo. "Es el sorteo más difícil", indicó Jerome Boateng.

El Madrid también asume que será un choque en el que cualquier error será penalizado, pero el club blanco confía en estar en Kiev para sumar su tercera Copa de Europa consecutiva. El último equipo que logró esa hazaña fue precisamente el Bayern (1974 a 1976). "Queda lo más difícil, el último paso, que es el más duro. El Bayern es un grandísimo equipo y va a ser muy difícil, pero estamos con la ilusión de que nuestros jugadores estén a altura y de que tengan la ilusión por llegar a otra final", afirmó en BeIn Sports Emilio Butragueño.

"El rol de favorito está claro cuando juegas ante el campeón de las dos últimas Champions", afirmó el jefe de la junta directiva del Bayern, Karl-Heinz Rummenigge. La última victoria del Bayern ante el Madrid también fue con Heynckes. Ocurrió en las semifinales de 2012, cuando el Bayern se impuso en los penaltis en el Santiago Bernabéu. "Aquel año eliminamos al Madrid con Jupp", recordó ayer Thomas Müller.

De cara al otro cruce, Monchi, director deportivo de la Roma, aseguró que en su equipo están "viviendo un sueño" del que no quieren despertar: "En Roma había ilusión de esta eliminatoria, porque la Roma perdió una final de la Copa de Europa en el año 1984 contra el Liverpool. Existe ganas de revancha, pero quien sabe de fútbol y conoce al Liverpool no puede estar contento el día de hoy".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios