El bronce como descarga

  • La Federación Española de Deportes de Invierno celebra la medalla olímpica como el premio al "dinero y el tiempo invertidos" en estos años

El granadino Olmo Hernán, director general de la Real Federación Española de Deportes de Invierno (RFEDI), comentó que la medalla de bronce que consiguió el ceutí de la Federación Andaluza Regino Hernández en el cross de snowboard de los Juegos no sólo supuso "una alegría inmensa", sino "una gran descarga".

"Desde el punto de vista federativo, la medalla de Regino es una descarga muy importante. Al final, en unos Juegos siempre hay muchísima presión, son como un examen final, la evaluación del ciclo olímpico en el que se ha invertido mucho tiempo y mucho dinero", comentó en Corea del Sur Olmo Hernán, nacido hace 37 años en la capital granadina y que como dirigente ha vivido el mejor momento de su carrera en estos Juegos.

"Obviamente, es mucho más fácil trabajar si tienes una medalla olímpica que si no la tienes. Es un alivio muy grande y una oportunidad de crecimiento para los deportes de invierno", abundó Hernán, hombre conocido en Granada por ser integrante de una familia con raigambre en la práctica deportiva.

El directivo andaluz también incidió en lo positivo que resulta este tipo de reconocimientos al más alto nivel. "No sólo es por el impacto de la noticia, sino porque esto va a servir para hacer más conocidas y más atractivas las demás disciplinas", afirmó al tiempo que se refirió a la importancia de la existencia de deportistas de élite en las diferentes modalidades: "Hacía mucho que los deportes de invierno no mostraban su peso en la sociedad española. Y creo que lo que hizo Regino, también, es demostrar que hay un equipo muy bueno. El candidato más claro sobre el papel era Lucas Eguibar, pero se ha demostrado que había más", manifestó Hernán.

Que haya llegado más de cinco lustros después de la última medalla olímpica en uno Juegos invernales provoca que la celebración del metal sea aún mayor. "Nadie que no fuese de la familia Fernández Ochoa había conseguido una medalla para España (Paco fue oro en el eslalon de Sapporo de 1972 y su hermana Blanca, el bronce, 20 años después, en el de Albertville). Ahora se ha unido también la familia Hernández a ese grupo", bromeó Hernán, que en su condición de andaluz tiene doble motivo de alegría.

"Hacía 26 años que no teníamos esta oportunidad de disfrutar una medalla. Así que estamos muy, muy contentos. Y que lo haya hecho un andaluz, mejor", manifestó Olmo Hernán, que antes de entrar en la Española fue durante muchos años director deportivo de la Federación Andaluza de Deportes de Invierno (FADI).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios