Fútbol l Segunda División B

"Si me aguantan, no desfalleceré"

  • Orúe se siente fuerte para sacar al Portuense de la zona baja de la tabla

Comentarios 1

Otra rueda de prensa en la que los nervios estuvieron a flor de piel. Es lo que sucedió ayer en el José del Cuvillo con Carlos Orúe como protagonista. La delicada situación del Racing Portuense en la tabla clasificatoria sigue dejando cierta inestabilidad en el equipo. Y como es normal quien manda en el vestuario no es ajeno a la situación.

De todos es sabido que han sido hasta cuatro los jugadores que se han marchado por estar descontentos, incluso alguno jugando como Jonathan Torres, pero Orúe no se recató en hacer público que pudieran ser alguno más y, además, no le importaría. "Ninguno de los cuatro los traje yo. Cuando yo traigo a un futbolista, quiero que venga contento, que este convencido del proyecto, como trabajo yo, de mis exigencias. Si un jugador no ha trabajado nunca conmigo y no me agrada demasiado... No va con sus posibilidades, facultades o sus cualidades, es fácil que se tenga que marchar", señaló el jerezano en primer lugar.

Pero tampoco parece preocupado con la situación del plantel. "¿Qué si temo que se vayan otros futbolistas ? Temo o quiero. Si me preguntaran uno por uno, algunos saben que no me importaría que se marcharan. El futbolista con el entrenador es como los matrimonios, eso es recíproco. Cuando no se llevan bien y cuando no encajan las dos partes tienen culpa". Así de tajante envió el mensaje Orúe a algún miembro de la plantilla.

Otro de los asuntos delicados para el entrenador del Portuense, sobre el que también se le preguntó en la rueda de prensa, fue el de Suárez, que según anunció no sólo no va a jugar frente al Baza, si no que ni siquiera irá convocado, y sería la tercera jornada consecutiva que el asturiano no es citado. "Hay otros futbolistas, uno que se llama Jorge Herrero, uno que se llama Dani Zúñiga, hay otro que se llama Narváez, otro Pepe Masegosa. Todos esos futbolistas están ahí, y entonces hay un par de puestos a competir entre todos y yo intento sacar a los que creo que me lo pueden hacer mejor", aclaró el técnico del conjunto rojiblanco.

Carlos Orúe no teme que un traspiés frente al penúltimo clasificado pueda ocasionar una decisión que ponga en peligro su continuidad en el banquillo. Sobre esto, afirmó que "si me aguantan no voy a desfallecer". "Estoy acostumbrado a batallas como la de ahora y creo en lo que hay arriba, y gentes que van como yo, estoy seguro que voy a tener suerte. Lo de si me aguantan es porque ningún entrenador está libre y ya se sabe lo que pasa. A mí me han echado ya de dos veces de donde más me ha dolido, del Xerez. Los entrenadores tenemos las maletas hechas, como sabéis, y si tiene que pasar, pasará. Aunque yo ahora mismo no tengo esa duda, porque tengo a un presidente que es el que más ánimo me da. Es impresionante. Solamente por la confianza y el ánimo que me da, lo daría todo. Yo estoy muy tranquilo, pero sé que puede pasar", finalizó Orúe en una cita con los medios con momentos de cierta tensión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios