El acto de fe de Zinedine

Zinedine Zidane. Zinedine Zidane.

Zinedine Zidane.

Con la simplicidad y la lógica casi pueril que lo caracteriza, Zinedine Zidane explicó la clave de su recuperada sonrisa: la "confianza ciega" en sus jugadores. Es así, con un acto de fe en sus futbolistas, como el entrenador del Real Madrid afronta el segundo tramo de una temporada que llegó hasta aquí de la peor manera: con su equipo a 19 puntos del Barcelona en la Liga y eliminado de la Copa del Rey. Resta, sin embargo, casi toda la segunda vuelta del campeonato doméstico y, sobre todo, la Liga de Campeones europea, el trofeo fetiche del Real Madrid. Hay esperanza.

"Igual algunos piensan que he hecho eso (no fichar) para no tener problemas, pero yo confío en mi plantilla, ciegamente. Lo noto, lo vivo, confío mucho en mi plantilla, es lo que hay y mi plantilla, en el trabajo, en el querer, en el luchar está ahí", afirmó el cuestionado y optimista Zidane.

Esa plantilla es la que llevó al técnico galo a conquistar en dos años dos Ligas de Campeones y una Liga cuando casi nadie creía en su capacidad para dirigir al equipo. Esa plantilla será también la que lo acompañe en los cuatro meses que le restan a una temporada que podría ser la de su adiós.

Zidane es el primero en saber que, si el Real Madrid llega al próximo junio sin ningún título importante, su fabulosa aventura en el banco blanco probablemente habrá tocado a su fin. Pese a ello y a las no pocas voces que lo invitaban a reforzar el equipo en la recién cerrada ventana de mercado, el entrenador francés declinó cualquier fichaje.

Y mientras el seguro Barcelona desembolsaba 160 millones de euros por el brasileño Philippe Coutinho y otros 12 millones por el colombiano Yerry Mina, Zidane rechazó toda incorporación y redobló la apuesta por los que ya tenía a su mando. "Me da igual lo que va a pasar el próximo año. Estoy aquí para preparar los partidos de Liga. La Liga no está sentenciada, en el fútbol nunca se puede decir nada", aseguró ayer el técnico blanco, apenas semanas después de haberla dado prácticamente por perdida.

"En la Champions vamos con la máxima ilusión y vamos a intentar hacer lo máximo para pasar ronda", añadió en alusión a su próximo enfrentamiento con el Paris Saint-Germain.

Todo pasa por ahí. Por que el Real Madrid tumbe en la Champions al poderoso equipo de Neymar y avance firme hacia su tercera corona europea consecutiva. Y para ello nada mejor que sumar buenos resultados en la Liga, que refuercen la moral de los suyos, calmen a la enojada hinchada y no descuelguen aún más a los blancos de la cima del campeonato: "Tenemos que pensar en lo que hacemos en el campo. Si hacemos las cosas bien, tenemos muchas posibilidades de ganar el partido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios