Fútbol l Copa de la UEFA

El Zenit humilla al Bayern y jugará la final

  • El cuadro alemán sufre su peor derrota europea en 31 años

Comentarios 2

El Zenit San Petersburgo aplastó ayer en su casa al poderoso Bayern Múnich por 4-0 y se clasificó así a la final de la Copa de la UEFA por primera vez en su historia.

El Bayern Múnich, que ya como local la semana pasada había fracasado en su intento de superar al Zenit y debió conformarse con un empate a uno, sufrió su derrota más abultada en torneos europeos en 31 años.

En su último partido a nivel continental, el portero alemán Oliver Kahn -quien se retirará del fútbol a fines de temporada-, vivió la pesadilla de no poder impedir desde el arco una debacle de su equipo. También el entrenador Ottmar Hitzfeld tuvo una despedida europea en el banquillo del Bayern para el olvido.

El Zenit dirigido por el ex entrenador del Bayern Dick Advocaat justificó plenamente su pasaporte a la final, a pesar de que comenzó sufriendo: a los dos minutos, el goleador Miroslav Klose -quien al igual que Mark van Bommel jugó con una fractura en la nariz- falló en la puntada final y hizo posible que el defensor Roman Shirokov rechazara sobre la línea.

En cambio, dos minutos más tarde el goleador Progrebnyak no se equivocó. Tras sufrir una falta del brasileño Lucio, ejecutó el tiro libre e introdujo el balón por un hueco dejado por el francés Franck Ribéry, quien recibió airados reproches por parte de Kahn.

Zirianov, a seis minutos de la pausa, marcó el segundo tras engañar al argentino Martín Demichelis y al brasileño Zé Roberto, con un remate al ángulo más lejano del veterano Kahn. En la segunda parte llegó el colofón a la humillación teutona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios