Fútbol l Copa del Rey

Zambombazo sevillista

  • Desventaja para el Barça en el partido de ida del Camp Nou

barcelona: Pinto, Alves, Chygrynskiy, Milito (Busquets, 66'), Maxwell, Márquez, Iniesta, Thiago (Xavi, 71'), Messi, Bojan y Pedro (Ibrahimovic, 46'). sevilla: Palop, Navarro, Dragutinovic, Escudé, Konko, Romaric, Lolo (Duscher, 82'), Capel, Navas (Renato, 46'), Perotti y Koné (Negredo, 69'). Árbitro: Pérez Burrull (cántabro). Amonestó a Márquez, Milito, Chygrynskiy, Bojan y Maxwell por el Barcelona, y a Escudé, Navarro, Lolo y Palop por el lado sevillista. Goles: 0-1 (60') Capel. 1-1 (73') Ibrahimovic. 1-2 (75') Negredo, de penalti. Incidencias: Hubo 48.167 espectadores.

El Barcelona, actual campeón de la Copa del Rey, se quedó ayer contra las cuerdas en el torneo al perder por 1-2 en el Camp Nou ante un Sevilla que mostró autoridad en la visita.

La ida de los octavos de la Copa se abrió con un partido pletórico de intensidad y el Sevilla se sobrepuso a sus numerosas ausencias por lesión con la recuperación de su identidad perdida.

Guardiola ofreció una alineación revolucionaria y hasta incluyó al central Gabriel Milito, quien jugó su primer partido oficial desde el 29 de abril de 2008. El banquillo azulgrana era una constelación de estrellas, pero su puesta en escena fue la habitual en el campeón de Copa, desplegando un juego combinativo y buscando el área rival. El Sevilla no empezó bien, perdiendo balones y facilitando el juego del contrario.

A los nueve minutos llegó la primera gran ocasión local, con un disparo de Messi al que respondió Palop con una espectacular parada. Más tarde, el propio Messi estrelló un balón en un palo. Esta última jugada llegó en el ecuador de la primera parte y tuvo su simbología, puesto que a partir de ahí el Sevilla equilibró notablemente el duelo.

La polémica llegó a los 34 minutos, cuando el árbitro, un desconcertado Pérez Burrull, anuló un tanto a Diego Capel por un fuera de juego que no existió.

Guardiola no tardó en evidenciar que no le gustaba lo que veía y tras el descanso situó a Ibrahimovic en lugar de Pedro. Pero no era cuestión de jugadores, sino de equipo, ya que el Barcelona continuaba atascado.

A los 60 minutos, el Sevilla confirmó su superioridad. El argentino Perotti realizó una gran jugada individual que completó Diego Capel. Primer gol y silencio en el Camp Nou. A falta de juego, el Barcelona tiró de orgullo. También entró Xavi por Thiago, lo que contribuyó a mejorar la circulación. Poco después llegó un gol anulado al Barcelona, pero en la siguiente jugada se computó el empate. Lo firmó Ibrahimovic con un tanto de calidad.

Pero el Sevilla sólo tardó un minuto y medio en volver a adelantarse. Ayudó el central ucraniano Chigrinskiy, muy desafortunado toda la noche, quien cometió penalti sobre Capel. Negredo anotó con 15 minutos por delante.

El Sevilla se mantuvo en pie hasta el final y en la vuelta de la próxima semana defenderá en casa una excelente renta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios