Vistalegre catapulta al Real Madrid

El Real Madrid ultimó los preparativos para buscar fuera de Vistalegre un impulso que le acerque a la Final entre Cuatro del próximo mayo en las exigentes canchas del Maccabi Tel Aviv israelí y del Zalgiris Kaunas lituano, destinos que afronta con dos triunfos en otros tantos encuentros y un expediente casero inmaculado, tras vencer ayer al Olympiacos por 80-70.

Los blancos ya palpitan al ritmo necesario para moverse por la segunda fase de la competición continental. El padecimiento de la semana anterior contra el Zalgiris, inapelable en casa frente al Maccabi Tel Aviv israelí (101-82) en una demostración del verdadero potencial báltico, dejó paso a una salida arrolladora y a una tarde intensa, aunque productiva, para los intereses madridistas.

Los titulares del terreno dominaron los nervios cuando los rojos trataron de buscarle las cosquillas embarullando el partido, al inicio del tercer tramo, y eso les permitió hacer valer su trabajo.

El estadounidense Louis Bullock, el turco Kemal Tunceri y Alex Mumbrú, de nuevo incisivo en el juego al poste bajo, enseñaron los dientes del campeón ACB al bloque que acaba de ponerse a trabajar a las órdenes del irrepetible Panagiotis Giannakis.

El repaso del Real Madrid a su rival en el primer cuarto condicionó el resto del partido, porque aunque en adelante el Olympiacos se metió de lleno y ganó en intensidad, lo cierto es que la renta blanca le resultó ya insalvable. Además, los locales demostraron que Vistalegre es un fortín y que están preparados para sumar ahora a domicilio para enfilar el camino hacia la Final Four.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios