Natación l Mundial en piscina corta

Villaécija amplía la cosecha española con otro bronce

  • Se queda cerca del récord nacional en 800 y en sus pruebas Wildeboer es sexto y Muñoz, séptimo

La española Erika Villaécija acumuló un nuevo éxito en su brillante carrera con la medalla de bronce en los 800 metros de los Mundiales de piscina corta, recogiendo el testigo de Mireia Belmonte, que el miércoles conquistó otro bronce en los 400 estilos.

Villaécija, una de las firmes apuestas de la natación española para la próxima cita olímpica, ratifica así las dos preseas que ya se colgó en el pasado Europeo de Eindhoven, las platas de 1.500 y 800 libre.

La fondista catalana se situó tercera mediada la prueba, comandada desde el principio por la británica Rebecca Adlington en busca del récord del mundo delante de su afición. Aseguró el bronce y se marchó hacia la plata, pero no pudo alcanzar a la australiana Kylie Palmer y tuvo que conformarse con un sobresaliente tercer cajón del podio. Villaécija nadó en 8:13.93, muy cerca del récord de España que ella misma posee con 8:12.40.

Un listón que sí superó Aschwin Wildeboer en los 100 espalda, aunque sólo pudo ser sexto en la final. Wildeboer estableció una nueva plusmarca nacional con un tiempo de 50.96.

Además, el cordobés Rafael Muñoz sólo pudo ser séptimo en los 100 mariposa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios