fórmula 1 gran premio de bahrein

Vettel gana y refuerza su liderato

  • El alemán supera a los Mercedes

  • Alonso, séptimo, vuelve a puntuar

Sebastian Vettel levanta el trofeo que lo acredita como vencedor. Sebastian Vettel levanta el trofeo que lo acredita como vencedor.

Sebastian Vettel levanta el trofeo que lo acredita como vencedor. / VALDRIN XHEMAJ / efe

Sebastian Vettel (Ferrari), vencedor hace dos semanas en Australia, reforzó su liderato al frente del Mundial de Fórmula 1 después de ganar el Gran Premio de Bahrein, el segundo del certamen, disputado en el circuito de Sakhir, y en el que Fernando Alonso (McLaren) y Carlos Sainz concluyeron séptimo y undécimo, respectivamente.

Vettel obtuvo su cuadragésima novena victoria en Fórmula 1 -en su carrera número 200 en la categoría reina- al acabar por delante de los dos pilotos de Mercedes, Valtteri Bottas -cuyo duro ataque resistió en el tramo final de la prueba- y Lewis Hamilton, coparon las otras dos posiciones del podio al cruzar la meta segundo y tercero.

Pierre Gasly completó un gran fin de semana y acabó en una más que sorprendente cuarta plaza con su Toro Rosso, que esta temporada estrena motor Honda.

Se da la circunstancia de que el francés integra la nómina de debutantes en esta temporada que acaba de empezar. Tras acabar fuera de los puntos en el estreno del certamen, el joven, de 22 años, sorprendió a muchos de sus rivales al escalar hasta la cuarta posición de la parrilla y firmar uno de los mejores resultados de la historia de su escudería, filial de Red Bull.

Kevin Magnussen (Haas) y Nico Hülkenberg (Renault) acabaron quinto y sexto, por delante de Alonso, cuyas tres victorias en Bahrein mejoró Vettel, que ahora mantiene en solitario el récord de triunfos en Sakhir que hasta ayer lo unía al doble campeón mundial asturiano.

Su compañero en McLaren, Stoffel Vandoorne acabó octavo, justo por delante de Marcus Ericsson (Sauber), lo que vino a constatar la mejora que la escudería inglesa. Los bólidos naranjas, impulsados este año por motores Renault, han ganado en fiabilidad, su talón de Aquiles las pasadas temporadas. Y también en competitividad, pues ahora ambos pilotos suman puntos que meses atrás parecían impensables.

Esteban Ocon (Force India) acabó décimo y también entró en los puntos, a cuyas puertas se quedó Sainz, quien firmó una notable actuación, pero no lo suficientemente buena como para meterse en el top 10.

Después de la retirada de los dos Red Bull de Max Verstappen y Daniel Ricciardo en las primeras vueltas, estaba claro que la carrera sería un duelo entre los Ferrari, con Vettel y Raikonnen en cabeza, y los Mercedes, con Bottas cerca y Hamilton viniendo de atrás después salir desde el noveno lugar de la parrilla.

En esa medida, fue primero una batalla táctica. En la vuelta 19, Vettel entró a boxes y puso los neumáticos blandos. Hamilton, que estaba por delante del alemán, copió la estrategia poco después, confirmando que, salvo incidencias, ambos pilotos sólo harían una parada.

Ocurrió entonces que Raikonnen, que se disponía a seguir los pasos de Vettel y Hamilton, aceleró antes de que todos los neumáticos estuvieran puestos y lastimó a uno de los mecánicos, justo el que no pudo cambiarle la rueda que le correspondía.

Fue el final de la carrera para el finlandés, y el comienzo de otra para su compañero de equipo, que ya no tenía escudero.

Así, sin nadie que lo obstruyera y con Hamilton muy lejos, Bottas aceleró y se acercó cada vez más a Vettel, quien mantuvo la ventaja en principio. Más tarde, con los neumáticos muy gastados, sacó lo mejor de su repertorio para sostenerse ante los ataques del finlandés y firmar un nuevo triunfo, el segundo de la temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios