Última hora Cerca de un centenar de personas, atrapadas en el puerto de Cádiz por la avería de un barco con destino a Canarias

Fútbol l Tercera División

"Vengo para hacerme un sitio en el Cádiz"

  • Manu Barreiro ya ha debutado con el filial, aunque mira a la primera plantilla

Manu Barreiro ha llegado al Cádiz con la intención de hacerse un hueco en la primera plantilla. A sus 21 años este joven delantero ya acumula una amplia experiencia en distintas categorías y equipos. Nacido en Santiago de Compostela se formó en las categorías inferiores del Real Madrid, ha pasado por el filial del Valencia, el Lalín y el Algeciras, en el que ha vivido una mala experiencia que deja atrás para comenzar una nueva etapa en su carrera.

Con sus 1,92 metros de altura está claro que el físico es uno de los referentes en su juego, sin embargo los 16 goles que consiguió la campaña pasada demuestran su capacidad en el remate y su calidad para desenvolverse dentro del área.

Llega como un jugador de enlace que entrenará con la primera plantilla y jugará con el filial, aunque él lo tiene muy claro "vengo aquí para jugar con el Cádiz y cuando me toque ir con el filial lo haré con la máxima ilusión, pero siempre con la intención de hacer un buen papel para que Calderón se fije en mí".

Lleva pocos días con el equipo y a pesar de ello ya ha debutado en el filial en el que "las sensaciones fueron muy buenas. Vengo de jugar con el Algeciras y me encuentro bien, me sentí bastante cómodo y con muchas ganas de ayudar al club".

Lo primero que le llamó la atención cuando llegó fue "que la gente es muy cercana y es algo que se agradece cuando eres nuevo. Todavía no me ha dado tiempo de adaptarme a la ciudad y llego a un equipo que está consolidado, por lo que el apoyo que me dan ayuda mucho".

No le preocupa que la situación en la que se encuentra le descentre, ya que se tiene que adecuar a dos sistemas distintos y a dos grupos muy diferentes, aún así destaca que "si lo tienes claro no hay ningún problema, lo que tengo que hacer es ir paso a paso y centrarme en lo que cada entrenador quiere de mí".

Ya ha hablado tanto con Antonio Calderón como con Raúl Procopio y "ambos me han dicho más o menos lo mismo, que esté tranquilo y trabaje con mucha ilusión, que las oportunidades llegarán". Si de ilusión se trata ya tiene bastante ganado, porque el simple hecho de haber salido de la situación en la que se encontraba en el Algeciras es un soplo de aire que hace ver las cosas de otra manera, incluso en la forma en saltar al terreno de juego ya que "a toda persona le afecta que no le paguen por hacer su trabajo. La situación era desastrosa y repercute en lo deportivo que cada vez va a peor. No juegas con ganas, no lo das todo en el entrenamiento y no me lo pensé ni dos segundos cuando el Cádiz me ofreció esta oportunidad".

Ahora mismo sólo piensa en viajar con el primer equipo algo que sería un "gran paso para mí", de momento ya destaca entre los jugadores del Cádiz, aunque sólo sea por su estatura, pero espera que pronto se hable de él por sus goles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios