Usain Bolt lo tiene muy claro: "No voy a cambiar"

  • El jamaicano también destaca por sus manifestaciones, en las que responde al COI

El hombre más rápido del mundo, el jamaicano Usain Bolt, tiene derecho a lucir y repetir su triple triunfo tanto como quiera y continuará haciéndolo, según hizo saber al presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge.

"Soy alguien que vive de sus actuaciones. Vine a Pekín a actuar y si la gente disfrutó con mi actuación quiere decir que hice las cosas bien. Es mi trabajo", sostuvo el jamaicano.

"No voy a cambiar", insistió el astro de los Juegos de Pekín tras ganar su tercer oro en la prueba de relevos y ser recibido con ovaciones por la multitud china, que lo adoró cada minuto que pasó en el tartán.

Las casi desafiantes declaraciones llegaron después de que Bolt corriera junto con Michael Frater, Nesta Carter y Asafa Powell para ganar la carrera de relevos de 4x100 metros, marcando una nueva plusmarca mundial con un cronómetro de 42,10 segundos, que se suma a sus históricos 9,62 segundos en los 100 metros y 19,30 segundos en los 200 metros.

Antes de Bolt hubo ya tripletes olímpicos (Carl Lewis y Jesse Owens consiguieron incluso cuatro medallas cada uno, en 1984 y 1936 respectivamente), pero nunca con récords mundiales en cada una de las carreras.

Rogge había reconocido el jueves la inmensa categoría del atleta jamaicano, pero al mismo tiempo lo había criticado por ponerse a hacer piruetas antes de la línea de llegada y golpearse el pecho con la mano tras completar los metros de competición, gesto que el presidente del COI consideró poco respetuoso con sus oponentes.

Sin embargo, las opiniones de Rogge se consideraron recalcitrantes en todo el mundo, y hasta Asafa Powell arremetió con el jefe del COI. "Cuando Usain (Bolt) está en la pista la gente lo pasa bien. Los corredores de Estados Unidos hicieron lo mismo durante años. No sé por qué ahora se ponen quisquillosos y nos critican", sostuvo el compañero de equipo de Bolt.

Fuera de esa llamada de atención, sólo hubo alegría y alabanzas para Bolt, quien dijo haber instado a sus compañeros a hacer lo mejor para poder completar el triplete de récords mundiales dorados.

"Bolt, el rey Usain", tituló ayer en primera plana el deportivo francés L'Equipe. El San Francisco Chronicle habló del "espectáculo más veloz del mundo" mientras que The Australian se limitó a hacer un juego de palabras en su página web: "Usain se dispara (bolts, en inglés) hacia el panteón olímpico".

"Les pedí a los chicos que me acompañaran y todos dieron lo mejor de sí. Les dije 'vamos que podemos'. Asafa me contestó "no te preocupes que ya es nuestro'", explicó un exultante Bolt.

El triunfo en la carrera de relevos significa para Jamaica cinco de los seis oros olímpicos en las pruebas de velocidad en atletismo, pues sólo perdió en la competición de relevos femenina cuando el testigo cayó al suelo al final de la carrera.

El enorme éxito obligó al gran rival, Estados Unidos, a hacerse cargo de su pobre desempeño, que culminó sin oros en Pekín. Según dicen los jamaicanos, los estadounidenses podrían tener que acostumbrarse a sus "malos tiempos" por un buen rato.

"Los corredores jamaicanos están conquistando el mundo, para siempre", dijo Bolt. Asafa Powell opinó por su parte que Jamaica es hoy "la capital mundial de la velocidad", algo que no se puede negar viendo los resultados en los Juegos actuales.

Cuando después de todas sus carreras olímpicas, el viernes Bolt tuvo que revelar en qué había consistido su comida del día, dijo que finalmente había venido con un agregado a su ración de presas de pollo.

"La verdad, comí un poco de ensalada y unas presitas de pollo", contó el corredor. "Pero esta vez al menos pude comer un poco de ensalada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios