Fútbol l Fase de ascenso a Segunda División B

Tenso compás de espera en el seno del San Fernando

  • El club ya dispone del dinero necesario para que el equipo viaje a Calahorra

Comentarios 1

Horas de tensa espera en el San Fernando. Después de los acontecimientos acaecidos el pasado martes, que se resolvió con la comunicación a última hora por parte de Delfín Cañas y Ángel Serrano del pago de una nómina el próximo viernes, los jugadores volvieron ayer al trabajo en el estadio Municipal de Bahía Sur.

La totalidad del plantel se dedicó a trabajar de cara al partido que el domingo disputará en Calahorra, aunque sigue en firme la intención de no viajar en el caso de que no se cobre. También es cierto que con la llegada de la novedosa noticia al filo de las once de la noche del martes, el plazo fijado en un principio, que finalizaba el jueves, ha sido ampliado a la mañana del viernes, jornada definitiva para conocer si los jugadores azulinos realizarán el desplazamiento a tierras riojanas.

En el aspecto meramente deportivo, Antonio Iriondo trabaja con los hombres que tiene disponibles para abrir fuego en la fase de ascenso, conocedor ya de que no podrá contar con su baluarte más grande en defensa, Wicha, que el domingo comenzará a realizar sus primeras carreras continuas desde la lesión que se produjo hace un mes en el partido ante el Cádiz B.

Otro hombre que preocupa al entrenador vasco es el guardametas Sergio. Todo hace indicar que esta semana tampoco se podrá contar con su concurso, por lo que no quedará más remedio que contar con el juvenil Pérez.

Regino es el tercer hombre que se perderá definitivamente la fase de ascenso ya que un golpe en la rodilla en el último partido de Liga le ha provocado una rotura parcial del ligamento, dolencia que le aparta del momento decisivo de la temporada.

Los demás componentes del plantel estarán todos disponibles después de que la noticia positiva haya sido la recuperación definitiva de Merino, que viene trabajando a buen ritmo con el resto de sus compañeros.

No obstante, hay varios jugadores que se encuentran entre algodones, como es el caso de Galera, con problemas de ciática, o el propio Canito que tenía ayer muy cargado los aductores.

Iriondo espera contar con ambos jugadores, ya que entrarían en el once inicial que se dilucidará en el día de hoy, jornada reservada para disputar el habitual partidillo de entresemana y donde se podrá comprobar el equipo que, en caso de que al final la plantilla decida viajar, debutará en esta más que extraña fase de ascenso a Segunda B. En este sentido, hay que apuntar que la entidad ya ha logrado el dinero necesario para que la expedición pueda viajar a tierras riojanas el próximo fin de semana.

Lo que sí se pudo comprobar ayer en el Municipal de Bahía Sur fue el importante trasiego de aficionados y medios de comunicación que se han hecho eco de la noticia en materia económica que salpica al equipo azulino, situación que deja claro que el San Fernando sigue muy vivo.

Por otra parte, las gestiones de la directiva con la Diputación han permitido que el club disponga de un autobús para aquellos aficionados que quieran desplazarse a Calahorra, para ver el estreno del equipo en las eliminatorias de ascenso a la categoría de bronce. Sin embargo, la entidad ya busca otro más porque la demanda es grande entre la masa social del club azulino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios